Muchas personas buscan reducir su ansiedad, dormir mejor o mejorar el rendimiento entrenando, con la ayuda de una manta pesada. ¿Es esto posible? Los expertos aseguran que existe una gran sensación de comodidad y seguridad cuando se usan este tipo de mantas. Abrazamos a las personas cuando están molestas, protegemos a los bebés y abrigamos a los niños para que se sientan seguros por la noche. Una manta con peso ofrece una sensación similar.

¿Qué es realmente una manta pesada?

Las mantas pesadas son exactamente lo que parecen: mantas con peso añadido en el interior, generalmente alrededor de 6 y 12 kilos con piezas de vidrio o plástico, para un efecto calmante y relajante. En lo que respecta a las posibles formas de mejorar el sueño y disminuir la ansiedad, no es mucho más fácil.

Una manta pesada le recuerda que tu cuerpo que está seguro y no corre peligro. Hace que el cerebro se centre en pensar en el cuerpo físico, en lugar de los estresores emocionales. Este accesorio es una alternativa natural a las ayudas para dormir o al alcohol, que muchas personas recurren a ellas para relajarse cuando tienen problemas para dormir.

Aunque la investigación sobre el tema es limitada, las personas con problemas de salud mental informaron una reducción del 60% en la ansiedad después de usar una manta pesada de 14 kilos, según un pequeño estudio en la revista Occupational Therapy in Mental Health. Las personas que sufrían de insomnio también notaron una mejor calidad del sueño cuando usaron mantas con peso; aunque es evidente que, si tienes un trastorno de ansiedad, deberías acudir a un profesional.

¿Existen beneficios generales para los deportistas?

Si te cuesta dormir, sí. Los deportistas necesitan dormir más que los que no practican ningún tipo de deporte. Básicamente, porque el sueño es la base de la recuperación y es cuando las células se regeneran. Dormir muy poco y sufrir demasiado estrés son los dos obstáculos más grandes que enfrenta un atleta cuando se recupera del entrenamiento, y ambos han demostrado tener un impacto directo en el rendimiento.

Cualquier método natural y seguro para reducir la ansiedad afectará positivamente el sueño, pero una manta pesada no promoverá ningún milagro de rendimiento. Tan solo puede ayudar a algunas personas a dormir mejor, pero para otros, tal vez la lectura o la meditación funcionen. Las técnicas de sueño, relajación y manejo del estrés son muy personales.

¿Cómo funciona el entrenamiento autógeno de Schultz?

¿Cómo elegir la manta adecuada?

En primer lugar, es importante tener en cuenta el peso de la manta en relación con tu propio peso. Una persona más pequeña se sentirá inmovilizada si la tapa algo demasiado pesado, lo que puede inducir el efecto contrario: el pánico por no poder moverse.

Busca una manta que pese aproximadamente el 10% de tu peso, según el Harvard Medical School. Lógicamente, no se recomienda usar mantas pesadas en niños y bebés. Además, debes tener en cuenta si la vas a usar en invierno o en épocas de calor. En el segundo caso, opta por tejidos frescos y transpirables.