Bienvenido al maravilloso mundo de las bicicletas. Si te has decidido a comprar una bicicleta, te damos la enhorabuena por apostar por la libertad. Además de poder llegar antes a muchos sitios y evitar el molesto tráfico de los coches, también favorece a la actividad física y a tu salud cardiovascular. Aun así, no todas las personas encajan en cualquier bicicleta.

Antes de ir a la tienda (o navegar por Internet) para elegir tu nuevo medio de transporte favorito, es útil tener en cuenta todos los pequeños detalles que facilitarán el proceso de compra. Algunas de las preguntas que deberías hacerte te las respondemos a continuación, con los consejos que necesitas escuchar.

Descubre los diferentes tipos de bicicletas que existen (totalmente explicado)

¿A dónde viajarás?

Empieza por averiguar qué tipo de conducción vas a hacer. Hay muchos tipos de bicicletas, y saber lo que harás con ellas reduce considerablemente el campo de compra. ¿Con qué frecuencia piensas montar? ¿Cómo de lejos vas a ir?

Si piensas ir por la acera (o carril bici) y principalmente la usarás para hacer ejercicio, una bicicleta de carretera o una bicicleta de ejercicio es una buena opción. Una bicicleta de paseo es mejor para desplazamientos cortos e informales con la familia. Si va en bicicleta principalmente para viajar varios km, una bicicleta de ciudad podría ser la mejor; incluso puedes valorar hacerte con modelos eléctricos con asistencia de pedal.
Si quieres una bicicleta para desplazarte y hacer ejercicio, y crees que puedes atravesar tanto pavimento como senderos de superficie natural, una bicicleta de grava probablemente sea la opción adecuada. En cambio, si vas a conducir completamente fuera de la carretera, una bicicleta de montaña resistente es la mejor opción.

Anatomía de la bicicleta

  • Cuadro: es el corazón de la bicicleta. Está hecho de metal (aluminio con mayor frecuencia, acero a veces, titanio casi nunca) o fibra de carbono en los modelos más caros. Lo verás en diferentes tamaños para adaptarse a ciclistas de distintas alturas.
  • Ruedas: neumáticos de goma, llanta y cubo, que se conectan a la llanta a través de radios.
  • Suspensión: amortiguadores hidráulicos delanteros y traseros que suavizan golpes e impactos. Cuanto más duro sea el camino, más suspensión necesitarás. Las suspensiones más caras son más ligeras y más ajustables.
  • Transmisión: normalmente van de 1 a 30 engranajes, con hasta 12 en la parte posterior y 1-3 en la parte delantera (platos). La mayoría usa una cadena tradicional, pero algunas bicicletas urbanas cuentan con transmisiones por correa.
  • Frenos: existen tres tipos. Los frenos de cubo de montaña, los de llanta (bicicletas de ciudad económicas hasta de carretera de alta gama) y de disco (activados por cable o hidráulicos). Son más pesados ​​pero se detienen mejor, con menos fuerza.
  • Puntos de contacto: el asiento (llamado sillín), el manillar y el vástago (planos, curvos) y los pedales (planos, con puntera o sin clip).

Las 7 mejores cintas para el manillar de tu bicicleta

Ten en cuenta tu presupuesto

Las bicicletas de calidad comienzan a rondar entre los 300-400€. Muchas bicicletas de grandes almacenes que ves por menos están fabricadas a bajo precio, mal ensambladas y serán poco seguras de manejar. Pero una buena bicicleta durará, por lo que será una inversión a largo plazo.

  • 300-500€: marco de metal resistente, horquilla rígida o suspensión delantera básica, una transmisión de amplio rango (de 7 a 24 velocidades), frenos de llanta o frenos de disco activados por cable
  • 500-1.000€: mejor suspensión delantera, frenos de disco hidráulicos en algunos modelos, llantas y neumáticos más ligeros
  • 1.000-2.000€: cuadros de aluminio o carbono más livianos, mejor suspensión, frenos de disco hidráulicos (excepto en algunas bicicletas de carretera), llantas y neumáticos aún más ligeros.

¿Dónde comprarla?

Existen varios lugares donde puedes comprar bicicletas de calidad.

Distribuidor directo (online)

  • Pros: acceso online completo de la marca; mejor selección en ventas del modelo del año anterior.
  • Contras: no puedes probarla; sin paquete de servicio o descuentos de accesorios con la compra.

Minorista en línea

  • Pros: normalmente, el precio es más agresivo en bicicletas nuevas, por lo que verás un precio reducido en modelos del año anterior.
  • Contras: no puedes probarla; las devoluciones son una molestia.

Tienda local

  • Pros: está autorizada por la marca; ayuda experta; planes de servicio y descuentos.
  • Contras: suelen ser más caras y disponen de una selección limitada.

eBay

  • Pros: ofertas más baratas disponibles; puedes comprar una nueva o usada.
  • Contras: no tienes garantía; es más normal que te estafen; debes buscar el modelo/tamaño correcto.

¿Cómo comprar?

Una vez que hayas reducido tu opción de bicicleta a uno o tres estilos, es hora de hacer una investigación online. Compara características, como el material del cuadro, el engranaje y los frenos en diferentes marcas y en tu rango de precios. Verifica el tamaño, que varía de una marca a otra, y usa el buscador de tamaños para determinar cuál es la mejor para ti.

Usa el buscador de distribuidores del fabricante para encontrar una tienda cerca de tu zona que tenga la marca. Llama con anticipación y pregunta si tienen el modelo que buscas (o algo similar) en el tamaño correcto. Pregunta si puedes ir directamente a la tienda para hacer un paseo de prueba. Lógicamente, querrás probar la bicicleta en condiciones lo más cercanas posible a lo que la usarás en la vida real.

Pruébala dando un paseo

Vístete para la ocasión y lleva tu DNI y tarjeta de crédito (aunque no pienses comprarla), para poder dejarlos en la tienda durante la prueba. Pídele al personal de la tienda que configure la bicicleta para ti: ajustando el asiento, inflando los neumáticos y ajustando la suspensión que te dará el ajuste adecuado. Si no estás familiarizado con el funcionamiento de las piezas, pide una demostración.

Un buen viaje de prueba dura alrededor de 15 a 20 minutos. Ponte cómodo primero en la tienda y pide un reajuste en todo lo que no le parezca correcto.

Una vez fuera, cambia a través de todos los engranajes, bichea cómo la bicicleta se maneja en las esquinas. ¿La dirección es rápida y receptiva? ¿Te ves lento y estable? (No hay una respuesta incorrecta, tan solo debes elegir lo mejor para ti). ¿Son las marchas lo suficientemente bajas como para permitirte subir cuestas empinadas a un ritmo cómodo? ¿Los frenos te detienen de forma rápida y segura? ¿La bicicleta es cómoda para sentarse?

Evidentemente, la mayoría de las tiendas no están ubicadas cerca de senderos, y no les gusta dejar que los ciclistas ensucien las bicicletas de prueba. Entonces, si estás buscando una bicicleta de montaña o de grava, los eventos de demostración son una gran apuesta. Pregúntale a la tienda si hay uno programado y consulta el sitio web del fabricante para ver un calendario de recorridos de demostración.