Entre la pandemia y los días fríos del invierno, muchos ciclistas se ven obligados a montar en bicicleta dentro de casa para cuidar su estado físico y la cordura. Pero elegir entre rodillos para bicicletas y un entrenador de interior puede ser complicado porque cada uno tiene fortalezas y debilidades únicas. Elegir el adecuado dependerá de varios factores, por eso intentaremos ayudarte a tomar la decisión correcta para satisfacer tus necesidades.

¿Cuál es mejor para los principiantes?

El mejor es el entrenador de interior para bicicleta.

Montar un entrenador estacionario es más fácil que montar en bicicleta al aire libre. Lo más difícil de un entrenador es instalar tu bicicleta sobre él. Además, las bicicletas de hoy han evolucionado para incluir varios anchos de eje trasero y estilos de accesorios, lo que significa que no todas las bicicletas se adaptan a todos los entrenadores.

Los rodillos son más simples de configurar, aunque el espacio de los tambores de los rodillos debe establecerse inicialmente para la distancia entre ejes de tu bicicleta (y posiblemente debas cambiarlo si usas más de una bicicleta). Además, se requiere más habilidad para montar. Al principio, tendrás que concentrarte en mantener recta la rueda delantera. Colócalos en una puerta para que puedas usarlos y mantener el equilibrio mientras te acostumbras a los rodillos y, si estás montando sobre una alfombra en el suelo, coloca una manta o toalla vieja para evitar que las llantas dañe tus piso si llegara a hacerlo.

¿Cuál es más asequible?

Sin dudar, los rodillos para bicicletas.

De media, los rodillos son más asequibles que los entrenadores de interior. Por lo general, se trata del precio de un entrenador bueno, pero bastante básico. Eso se debe en parte a que la tecnología básica de los rodillos no ha cambiado mucho en las últimas décadas.

Sin embargo, eso también significa que hay menos opciones. La resistencia viene dada por el tamaño de los propios tambores (tambores más grandes = menor resistencia); algunos rodillos tienen resistencia adicional, ajustable, magnética o basada en ventilador que puede aumentar el costo. Uno de los rodillos más caros (900€) que conocemos son los rodillos E-Motion de Inside Ride: con el controlador de resistencia ANT + / Bluetooth opcional, que están cerca del mismo precio que muchos entrenadores de alta gama. Pero esos son sin duda uno de los modelos más caros; la mayoría de los rodillos vienen en el rango de 100 a 300€.

Los entrenadores solían ser más baratos y hay modelos básicos súper asequibles, como Kinetic Road Machine Smart 2. Pero las aplicaciones de entrenamiento online y las plataformas sociales como Zwift ha llevado a una nueva clase de entrenadores con un conjunto de funciones mucho más amplio.

Dicho esto, obtienes algo más que conectividad cuando gastas más; también te beneficias de los avances en la tecnología de resistencia que ayuda a crear una mejor experiencia de conducción.

¿Los rodillos para bicicleta pueden aportar sensación de rodar?

Lo cierto es que sí.

Para usar un entrenador, debes asegurar tu bicicleta a él, lo que significa que no se mueva debajo de ti como lo haría al aire libre. Es un sentimiento antinatural al que se necesita tiempo para acostumbrarse. Además, la resistencia en sí se siente sutilmente diferente a la forma en que la resistencia al viento actúa en nuestra contra en la carretera. Los entrenadores avanzados se están acercando continuamente a una mejor sensación en la carretera, y algunos entrenadores como el Kinetic Rock and Roll Smart Trainer también pueden girar de lado a lado para una sensación más natural en los esfuerzos fuera del sillín.

Con los rodillos, por otro lado, la bicicleta puede moverse debajo de ti de forma más natural porque no está fijada a nada. La desventaja es que son pocos los talentosos que pueden pararse sobre rodillos convencionales sin perder el control.

persona montando en un rodillo para bicicleta

¿Cuál es más fácil de guardar y transportar?

De nuevo, los rodillos para bicicleta son la mejor opción.

Los rodillos suelen ser más ligeros que los entrenadores (unos 15 kg), y los modelos plegables como los de Elite y SportCrafters pueden empacar hasta un poco menos de 1 metro de largo. Otros rodillos utilizan un innovador sistema de tres pliegues y se pueden empaquetar aún más. Puedes deslizarlos fácilmente debajo de una cama o colocarlos verticalmente en un armario, lo que los hace ideales para apartamentos o cualquier arreglo de vivienda donde el espacio es limitado.

Los entrenadores obtienen su estabilidad en parte del peso, y con alrededor de 25 kg cada uno, son un poco menos divertidos de cargar. Muchos tienen patas plegables en posición de trípode, pero no todos.

¿Cuál de los dos tiene mayor durabilidad?

Los rodillos solían ser los ganadores aquí. Tanto su diseño y construcción simples duran años. Aparte de los reemplazos ocasionales de la correa, apenas podría desgastarlo.

Todo eso sigue siendo cierto en gran medida, pero lo que ha cambiado es el nivel de durabilidad del entrenador. Estos son ahora son mucho más resistentes a prueba de calor y recalentamiento, que era el problema más común con los modelos más antiguos. Los problemas de confiabilidad que están reemplazando a eso ahora son en gran parte de origen electrónico. Pero no escuchamos mucho sobre fallos de hardware, y con el aumento de la comunicación inalámbrica, las posibilidades de dañar un cable de conexión o un puerto al enganchar un pie o pedal han disminuido drásticamente.

¿Cuál comprar para mejorar tu rendimiento en la bicicleta?

Depende. Si aún estás indeciso, la elección se reduce a en qué es mejor cada herramienta de entrenamiento en interiores.

Los rodillos son excelentes para trabajar en su forma de ciclismo y desarrollar un pedaleo suave, potente y consistente. Si pedaleas con golpes bruscos e inconsistentes, rebotarás sobre los rodillos como una pelota de goma, creando un mecanismo de retroalimentación natural que te ayuda a pedalear inconscientemente con más suavidad.

También puedes usarlos para entrenamientos estructurados en torno a ejercicios de cadencia: intervalos de alta potencia y bajas RPM, o para intentar aumentar tu cadencia con un “trabajo de velocidad” de altas RPM, por ejemplo. Pero como se requiere una cierta cantidad de esfuerzo para permanecer en los tambores relativamente estrechos, los rodillos generalmente no son los mejores para esfuerzos de muy alta intensidad (excepto los de E-Motion).

Los entrenadores son los mejores para el tipo de entrenamientos altamente estructurados que muchos ciclistas hacen durante la temporada baja. Conducir dentro suele tratase de obtener el máximo rendimiento en el minuto. Eso significa entrenamientos más cortos que se adaptan estrechamente a estructuras de intervalos específicas. La resistencia ajustable y controlada por computadora de los buenos entrenadores «inteligentes» de hoy en día es perfecta para esos esfuerzos, y dado que está bloqueado en una base estable y pesada, puedes concentrarte exclusivamente en mantener ese intervalo en lugar de mantenerse erguido.