No hay duda de que está entrando el frío, y para muchos (entre los que nos incluimos), siempre ha sido un sueño poder tener nuestra sala en casa para hacer ejercicios. Hace poco ya os recomendamos como montar vuestro gimnasio en casa, y dejamos la bicicleta elíptica a un lado al ser un elemento costoso. ¿Pero y si es el momento de pedirle una a los Reyes Magos? Hoy te ofrecemos una serie de beneficios que te convencerán de que la bici elíptica es todo un acierto.

Te vas a mover de múltiples formas

Uno de los grandes problemas de montarte tu gimnasio en casa es evidentemente el espacio. Sin embargo, la bicicleta elíptica no puede darte más por menos. Reproduciendo toda la movilidad de un esquiador o de una clase de step, el tren inferior será el gran beneficiado como no puede ser de otra manera, pero al mismo tiempo tendrás todo el espacio para acompañarte de movimientos de tren superior.

Podemos considerarla una actividad aeróbica exigente, incluso reconociendo expertos que es la máquina de cardio más polivalente que podamos encontrar en el mercado.

Entre las zonas beneficiadas por la máquina encontraremos:

  • Glúteos: Ni que decir que gracias al movimiento y al peso añadido a cada zancada sale muy beneficiado. Cada movimiento equivaldría a una zancada de step.
  • Piernas: gemelos, cuádriceps e isquiotibiales son tremendamente trabajados en esta máquina. Además, no sufriremos el impacto de una caída en un ejercicio sobre pavimento, lo que beneficiará sobre manera al cuidado de las articulaciones.
  • Abdominales: Las subidas y bajadas irán acompañadas del impulso abdominal. Normalmente cuando hablamos de piernas, solemos ejercitar solo piernas, pero aquí abrimos el abanico. Incluso los pectorales o los lumbares también tendrán efecto.
  • Trípceps y deltoides: Subido creerás que son las piernas las que mantienen el ejercicio, pero prueba a añadir peso a las palancas. Harás brazos desde luego, de una manera dinámica y aeróbica. Si incluimos los brazos, ¿todo el cuerpo se tonifica, no?.

Hombre en bicicleta eliptica

Perfecto ejercicio de cardio

En esto no vamos a sorprenderte para nada. Solo hay que acercarse al gimnasio para ver que es difícil agarrar una elíptica de la cantidad de gente que quiere usarla. Pues imagínate tenerla en casa. Tanto para perder peso, como para ejercitar en los días de descanso, la máquina será tremendamente versátil. Sí podemos entender que su inversión para prácticas como querer ganar masa muscular sea un poco alta, pero si lo tuyo es querer estar en forma sin moverte de casa, esta es tu máquina.

Además, prueba a buscar planes de entrenamiento. Podrás encontrarle a la máquina una amplia diversidad de movimientos y ejercicios, e incluso probar con música como si de una clase de spinning se tratara. Terminarán rentabilizando la inversión. 

Economiza el tiempo

Pocas veces podemos afirmar que con unos 25 minutos de cardio en una máquina podamos cubrir el trabajo físico medio de una persona al día. Pero con la elíptica estaríamos muy cerca. Ya hemos hablado anteriormente de la cantidad de grupos musculares que salen beneficiados de su uso, y a esto se le suma un desempeño cardiovascular.

Siempre podrás acompañarlo de sesiones de abdominales, flexiones, sentadillas o plancha, pero si lo tuyo es tener poco tiempo y querer acabar sudado y habiendo liberado estrés, con media hora encima de la máquina te vale.

Permite otras acciones

Esto para muchos será el mejor de los puntos positivos. Imaginate ponerte al día de tu serie favorita en Netflix mientras te ejercitas o escuchar ese disco que tenías pendiente. Es una gozada. No perderás el control visual de tu casa en ningún momento mientras realizas tu rutina diaria, y ese es un punto clave. Al igual que en el gimnasio se te puede hacer algo pesado, en tu propia casa podrás encontrarle entretenimiento al asunto sin ningún tipo de problema. El ser humano puede hacer varias cosas al mismo tiempo: ¡Aprovéchalo!

¿El precio?

Como en todo este tipo de producto de gimnasio, la horquilla de precio es tremenda. Con deciros que podemos encontrar elípticas desde los 130 euros en Decathlon hasta los 10.000 de una Life Fitness con consola digital, queda todo claro.

Nuestro consejo es que sobre los 250 euros puedes encontrar una bicicleta ancha, de buenos materiales y versátil, un precio que si vas a utilizar acabarás amortizando. Lo de los 10.000 es para otra gente, pero vaya, ahí queda la información.