Las aplicaciones para móviles comienzan a ser una extensión más de nuestro cuerpo y cerebro, así que nunca está de más descargar alguna que nos aporte un extra de motivación para movernos. Contar kilómetros, pasos o calorías está muy bien, ¿pero qué te parecería si esas metas se convirtieran en premios? Con Wefitter es posible, ¡te lo cuento!

Alcanzar objetivos para optar a premios

Si por algo seríamos capaces de salir a mover las piernas es por obtener algo a cambio. Realmente no hay nada más valioso que una vida activa y saludable, pero para calar estos hábitos a veces es necesario captar con pequeños trucos. Si le decimos a una persona sedentaria que olvide su coche y opte por andar hasta su trabajo, lo más posible es que se eche a reír entre excusas baratas; pero si se lo planteamos con algún premio a cambio… ¡la cosa cambia!

Wefitter tiene un funcionamiento bastante sencillo. Tan solo tendrás que sincronizarla con cualquiera de tus aplicaciones de seguimiento deportivo (Garmin, Fitbit, Google Fit, Strava, LifeFitness, Runkeeper, Apple Heatlh…) y comenzar a moverte. En cuanto los datos se sincronicen, tendrás acceso a sorteos y promociones que te mantendrán motivado. Existen descuentos en sesiones de fisioterapia, ropa deportiva, zapatillas de CrossFit, inscripciones en carreras, gadgets rebajados, etc.

Por si fuera poca la motivación para conseguir algún obsequio, también existe la competitividad con otros usuarios de la aplicación. Querrás ser el que más calorías queme, el que esté más arriba del ránking o el que más se mueva durante el día.

Es una perfecta opción si buscas motivarte de forma diferente porque te sientes aburrido de entrenar por un simple fin físico: asimismo, también es perfecta para aquellos que quieren iniciarse en un estilo de vida activo. Si estás enganchado al deporte, como yo, no te supondrá mucho problema conseguir premios y entrar en sorteos. ¡A darle caña! ¡Te quiero ver en los primeros puestos del ránking!

La puedes encontrar de forma gratuita tanto para iOS como para Android.