Desde el pasado año 2016 se han puesto muy de moda el uso de aplicaciones de smartphone para complementar nuestra actividad física, e incluso dirigirla por completo. De la mano de asistentes virtuales, muchos usuarios se han dejado guiar por aplicaciones bien para el running, actividades deportivas o incluso a modo de personal trainer, como si de un gimnasio se tratara. El último grito en esta tendencia es el ‘Método Seven‘, que promete tonificación muscular con solo siete minutos de ejercicio diario. ¿Es posible?

¿Cómo nace el método?

La primera aplicación a salir al mercado de este método llegó a principios de 2016, con soporte tanto para Android como para iOS. Con el propio nombre ‘Seven’, esta app nacía avalada por estudios de la Universidad de McMaster en Ontario, Canadá.

A partir de estas indagaciones, los desarrolladores prometían que con ejercicios de una duración de siete minutos al día durante los siete días de la semana, en siete meses se podría llegar fortalecer la musculatura hasta ganar bastante masa muscular.

El método, compuesto por un circuito de un total de unos quince ejercicios distintos, se realizan en series de treinta segundos, con otros diez segundos de recuperación entre serie y serie. Así, con siete minutos sería suficiente, según cuenta la firma creadora.

Junto a ello, una serie de bonificaciones y penalizaciones según realicemos o no el ejercicio a través de corazones forman una aplicación a la cual ya le han salido bastantes imitadores. Pese a ello, más de veinte millones de personas usan esta plataforma al día, afirman los desarrolladores al ir a descargarla a Google Play.

Recomendaciones de uso

Hombre haciendo push ups o flexiones

Con el ‘Método Seven’, al igual que con casi cualquier rutina deportiva, existen sus indicaciones y recomendaciones previas que debemos valorar y seguir. Si bien estas apps son accesibles a cualquiera ya que solo se necesita un móvil para descargarlas (los ejercicios no precisan de herramienta alguna más allá de elementos comunes de casa), también es cierto que no todos pueden usarla de manera saludable.

Se indica que personas con sobrepeso o riesgo cardiaco pueden sufrir en la actividad, al ser ciclos de alto impacto. De igual forma, personas de elevada edad o con lesiones no deben usar el método, al poder sufrir problemas físicos más graves con ello.

Otra de las grandes claves a tener en cuenta es que siete son los minutos de actividad física, pero toda actividad física lleva previamente un estiramiento. Estirar articulaciones y músculos antes del ejercicio e incluso un ligero calentamiento aeróbico será esencial para evitar lesiones.

¿Realmente funciona?

Una vez presentado el método y la aplicación, la gran pregunta es saber si funciona de verdad esta rutina de entrenamiento tan cómoda y fugaz. Lo cierto es que toda actividad física es buena, pero no existen milagros.

Por simple matemática, vemos que un ciclo normal en un gimnasio comprende una variedad de ejercicios similar a la de Seven, pero trabajando unas dos o tres series por ejercicio. A su vez, el gimnasio ofrecerá una rutina más diversificada y sosegada, dedicando cada día a un sistema muscular.

Por ello, sería absurdo decir que ejercicios que ofrece Seven como son flexiones, sentadillas, steps o elevaciones son malos, pero sí es coherente afirmar que con siete minutos el avance físico no puede ser muy amplio.

Por ello, nuestro consejo es que aplicaciones como Seven y otra infinidad de personal trainers en smartphones pueden servir como perfecto complemento, al poderse realizar el ejercicio desde casa y sin problemas, pero nunca pueden ser la raíz fundamental de nuestro entrenamiento. Además de traernos posibles lesiones, todo ejercicio físico para crear masa muscular o perder peso debe ir acompañado de ejercicio aeróbico, un tiempo de cardio que este método no reconoce.

Por ello siempre mejor es un gimnasio: más seguro, diverso, y con la seguridad de resultados con esfuerzo y tiempo.