En los tiempos que corren, el uso de nuestro smartphone aporta un punto extra a nuestras rutinas de entrenamiento. Lo que hace unos años era mínimamente controlar el tiempo empleado, ahora abre una ventana a controlar distancias, calorías quemadas, observar la temperatura, las rutas y una infinidad de facilidades que hacen dar la sensación de que tienes un entrenador personal en tu bolsillo. Por ello, en este artículo recomendamos tres de las aplicaciones más cotizadas para controlar nuestra actividad física en nuestro smartphone, para que así puedas exprimir al máximo tus entrenamientos. Todas están disponibles tanto para Android como iOS, y cuentan al menos con una versión de prueba con múltiples funcionalidades.

Endomondo

Probablemente la más famosa por ser una de las primeras en llegar (la compañía nace en 2007), así como por disponer de más comunidad (más de 10 millones de descargas en Google Play hasta la fecha). Desde 2015, la aplicación es propiedad de la firma de equipamiento deportivo Under Armour.

De cara a la aplicación, primero hemos de diferenciar que disponemos tanto de una versión Lite, completamente gratuita para Android y iOS, así como una suscripción Premium, que oscila entre los 5.99€ al mes, y los 29.99€ anuales. Con el acceso Premium serán posibles funciones como las comparativas históricas de tus entrenos, controles respecto al ritmo cardiaco o evitar los anuncios.

Yendo a la versión Lite, la más accesible para todos, destaca principalmente por poder ofrecer magnitudes como el tiempo empleado, la distancia recorrida, el ritmo, altimetría o calorías quemadas en el ejercicio. Permitiendo configurar objetivos e incluso disponer de un entrenador virtual que ofrece consejos en tu marcha, también será diferencial al ir avisando sobre los ciclos de hidratación en tu tirada, algo fundamental.

Runkeeper

Esta es la más social de todas. Con una comunidad de más de cincuenta millones de usuarios, podemos considerar a Runkeeper la aplicación que mejor se integra con redes sociales como Twitter o Facebook. ¿Quién no ha visto la rutina de un colega compartida en Facebook? Con esta app es muy sencillo.

Junto a ello, Runkeeper también es sumamente conocida por sus planes de entrenamiento prefijados. Para gente sin mucha experiencia, la posibilidad de establecer planes a través de la app para acciones como perder peso o entrenar por distancias es una gran ayuda, acompañada también del asistente virtual para la marcha.

Ofreciendo la posibilidad de monitorizar multitud de actividades no quedando solo en la bici o carrera, sus gráficas de rendimiento también serán claves, ofreciendo gran variedad de datos sobre tus entrenamientos en tiempo real.

Runtastic

En el caso de Runtastic, también tendremos que diferenciar entre una versión Lite y una de pago, en este caso a 4.99€ de manera indefinida. La versión Premium permitirá acceder a un entrenador por voz, un modo ‘autopause’, que detectará tus paradas y evitará problemas al recoger tiempos, o hasta la posibilidad de ver los recorridos de tus entrenamientos en 3D.

Sin embargo, la versión Lite no deja de ser muy funcional. Pudiendo acceder a mapas en tiempo real, una coordinación con el GPS muy conseguida o compartir resultados con tus compañeros, la aplicación es completamente útil sin tener que pagar por ella.

Por último, es muy curioso como en los últimos años la familia de Runtastic se ha ampliado por completo, llegando a ofrecer aplicaciones para un sinfín de actividades, desde las rutas en bici ya sean en montaña o carretera, rutinas de entreno como flexiones y abdominales o incluso controladores de dieta.