Si estás empezando a cambiar tu hábitos en la alimentación, es posible que necesites una cierta guía o control hasta que domines el tema. Es un rollo contar calorías, pero con estas aplicaciones que te proponemos se te hará más llevadero y aprenderás a calcular mejor. Algunos las usan por comodidad y otros como método de aprendizaje para en un futuro no depender de una aplicación.

LIFESUM

Ya sea para mejorar nuestra forma física, para aprender a comer mejor o para bajar de peso, esta aplicación es bastante útil. Lifesum te pedirá una serie de datos personales para establecerte un plan de dietas y recetas adecuado a ti y tu estilo de vida.
En pocas aplicaciones encontraremos un recetario tan completo como el de esta aplicación. Además, cuenta con otros detalles como avisarnos de que tenemos que beber agua en ciertos momentos, entre otras opciones de cuantificación. Es interesante que la probéis, pero sin obsesionaros con su uso. Tomadla como una guía o apoyo y aprended hábitos saludables.

Es gratuita y puedes descargarla aquí.

Freeletics Nutrition

Freeletics Nutrition es una gran opción para adentrarnos en la buena alimentación sin perdernos en el camino. Como con la anterior, esta app también nos cuestionará acerca de nuestro peso, edad y hábitos cotidianos para diseñarnos unas recetas más acorde a nosotros.

Tiene un detalle muy acertado que es poder realizar una lista de la compra a partir de las recetas. Si vemos un plato que queremos cocinar, nos metemos dentro y valoramos si disponemos de los ingredientes necesarios. ¿Que no los tenemos? Los añadimos a nuestra lista de la compra y así no se nos olvidarán.

La mayoría del contenido es gratuito, excepto si queremos hacer planes de dietas semanales con un seguimiento.
También es gratuita su descarga y puedes encontrarla aquí.

8FIT

Las dos anteriores aplicaciones son exclsivamente de alimentación, pero en el mercado existen otras muchas que incorporan planes de entrenamiento para convertirlo en una especie de “entrenador personal”. Lógicamente, también nos va a preguntar datos personales para crear un plan diseñado personalmente para nosotros. Es una buena apuesta si quieres adentrarte en el mundo fitness, pero no te sientes muy familiarizado.

En otras ocasiones te hemos hablado de que lo importante no es el peso, sino el porcentaje de grasa. Con esta app podemos “definir” nuestro porcentaje de grasa guiándonos por unas fotos modelo. Evidentemente no será tan exacto como ir a un dietista-nutricionista, pero al menos tendremos una idea aproximada.

Sobre el apartado de dietas, nos aparecerán las de nuestra preferencia y podemos filtrarlas según nuestras alergias o intolerancias, en caso de sufrirlas.

¡Descárgala aquí y empieza a bichear!