¿Cómo practicar Yoga Iyengar?

¿Cómo practicar Yoga Iyengar?

Carol Álvarez

Existen numerosos tipos de Yoga dependiendo de la filosofía por la que se rigen. El yoga Iyengar es un gran desconocido para muchos, pero tiene numerosos beneficios en la salud física y mental.

Fundado por BKS Iyengar en la década de 1960, el yoga Iyengar se basa en los yoga sutras y trabaja para fortalecer la conexión entre el cuerpo y la mente. «El yoga nos enseña a curar lo que no es necesario soportar y a soportar lo que no se puede curar«, dijo una vez Iyengar. Él creía que un cuerpo equilibrado conducía a una mente equilibrada, de ahí la combinación única de meditación y movimiento del yoga Iyengar.

¿Qué es?

Basado en las ocho ramas tradicionales del yoga, Iyengar pone énfasis en la realización de asanas o posturas. También enfatiza la importancia del detalle, la precisión y la alineación al realizar estas posturas, además de combinar esto con el control de la respiración o pranayama.

Como uno de los estilos más tradicionales y más practicados del mundo, uno de los beneficios del yoga Iyengar es que utiliza accesorios, lo que permite a los estudiantes realizar posturas de manera segura y progresiva a su propio ritmo.

Este tipo de yoga también es beneficioso porque, aunque la práctica se centra en las asanas, también promueve el bienestar mental y espiritual. Por lo tanto, la idea de practicar Iyengar es que te ayude a desarrollar el equilibrio en el cuerpo; el equilibrio en la mente también seguirá.

Estructura de una clase Iyengar

Lo cierto es que este tipo de yoga no es muy diferente en estructura al resto de clases. Un ejemplo de sesión sería:

  • Principio: la mayoría de las clases comienzan con unos momentos tranquilos de reflexión, para ayudar a preparar la mente para el yoga Iyengar.
  • Posturas preliminares: luego se realizan como calentamiento, para movilizar el cuerpo y aquietar la mente, fomentando un estado mental concentrado.
  • Posturas de pie: estas posturas forman la base de posturas más avanzadas, por lo que es importante que los estudiantes comprendan primero la alineación adecuada de las posturas básicas.
  • Posturas especiales: la práctica puede pasar luego a algunas asanas más avanzadas, que incluyen curvas hacia atrás y hacia adelante, posturas invertidas, posturas de recuperación o incluso más posturas de pie.
  • Fin: la clase terminará con algunas posturas más recuperativas y revitalizantes, y también se puede incorporar algunos elementos de pranayama.

Diferencias con otros tipos de yoga

Aunque podemos ser conscientes de qué es el yoga Iyengar, es interesante saber las distinciones con otros estilos de yoga.

Ritmo y tiempo

Una de las principales diferencias es que se mueve a un ritmo mucho más lento. Durante las clases, las asanas se llevan a cabo durante un período de tiempo relativamente largo y se centran en la calidad del movimiento en lugar de la cantidad.

Este enfoque consciente da tiempo para que los músculos se relajen y se alarguen, y ayuda a prevenir lesiones, que es una de las razones por las que el yoga Iyengar es el mejor para los principiantes.

Precisión en movimientos

En la mayoría de los estilos de yoga, se alienta a los practicantes a encontrar de forma independiente su camino hacia las asanas, utilizando un enfoque más experimental.

Una de las principales diferencias entre Iyengar y otros estilos de yoga es que las clases de Iyengar son mucho más precisas. Esto significa que el profesor corregirá activamente cualquier desalineación y explicará cómo realizar correctamente cada postura con precisión y precisión.

Este enfoque en la precisión no solo está diseñado para garantizar que los estudiantes realicen las asanas correctamente, sino que también fomenta el funcionamiento adecuado del ser humano en un nivel más profundo.

Secuencias variadas

A diferencia de otros estilos, uno de los beneficios del yoga Iyengar es que tiene más de 200 posturas y 14 técnicas de respiración. Aunque la mayoría de las sesiones se realizan de manera similar, hasta llegar a la postura máxima, los maestros tienen muchas asanas diferentes para elegir y pueden recopilarlas en la secuencia que deseen.

Esto significa que nunca habrá dos clases iguales, a diferencia de estilos como Bikram o Ashtanga yoga, que tienen secuencias establecidas. Por lo tanto, para quién y para qué es bueno el yoga Iyengar es para las personas a las que les gusta la variedad en su práctica.

Uso de accesorios

Por lo que el yoga Iyengar es más conocido, en comparación con otros tipos de yoga, es por el uso de accesorios. Aunque los accesorios se usan en otros estilos, el yoga Iyengar los utiliza al máximo para ayudar a los estudiantes a mantener las posturas alineadas cuando son principiantes, tienen una condición crónica, están lesionados o son inflexibles.

Los estudios que imparten clases de yoga Iyengar cuentan con una amplia variedad de accesorios, incluidos bloques, mantas, correas, sillas y almohadones.

yoga iyengar consejos

Beneficios

Existen numerosas ventajas de practicar este tipo de yoga.

Desarrolla fuerza

El primero de los muchos beneficios del yoga Iyengar es que ayuda a desarrollar la fuerza muscular. Al explorar en qué se diferencia Iyengar de otros estilos de yoga, sabemos que se alienta a los estudiantes a mantener las posturas durante mucho más tiempo. Sostener estas asanas durante más de un minuto a la vez crea una conexión entre la mente y los músculos, lo que permite involucrar los músculos en mayor medida.

A su vez, esto anima a los músculos a desarrollar fuerza. Cuanto más a menudo hagamos Iyengar, y cuanto más a menudo tus músculos estén expuestos a esta resistencia, más fuertes se volverán. A medida que desarrolles fuerza, podrás realizar asanas más avanzadas , lo que pondrá a prueba tus músculos en mayor medida.

Aumenta el bienestar mental

La razón por la cual el yoga Iyengar es la mejor forma de cuidado personal es porque aumenta la producción de una sustancia química que estimula el estado de ánimo llamada ácido gamma-aminobutírico, conocido como GABA, en el cerebro.

La liberación de este químico fomenta niveles más bajos de ansiedad y un mejor bienestar general. Como sabemos, Iyengar enfatiza un enfoque en la alineación precisa del cuerpo mientras se realizan asanas. Este enfoque en la alineación le permite estar completamente presente en la práctica y desconecta su cerebro de otros pensamientos, particularmente los negativos.

También se enfoca en pranayama, o la respiración. Sin darnos cuenta, muchos de nosotros aguantamos la respiración en momentos de estrés, por lo que enfatizar la importancia de la respiración profunda realmente ayuda a relajar y desestresar el cuerpo.

Mejora la postura

Hay muchos beneficios para la salud del yoga Iyengar, y uno de ellos es que realmente puede ayudar a mejorar la postura. Esto se debe a que, como sabemos, mantener las posturas ayuda a fortalecer los músculos del cuerpo que son responsables de una buena postura, incluidos los de las piernas, la espalda y el torso.

Cuando las asanas se realizan con la alineación correcta, los músculos más pequeños que a menudo se ignoran también se fortalecerán, lo que significa que te encontrarás sentado y parado más derecho con más frecuencia.

Alivia el dolor

Sabemos que el yoga Iyengar beneficia la postura, lo que significa que también puede ayudar a aliviar gran parte del dolor que proviene de tener una mala postura. Esto se debe a que centrarse en la alineación correcta mientras se realizan asanas puede ayudar a superar el dolor de espalda y cuello causado por encorvarse, encorvarse y debilidad muscular.

Por ejemplo, para lo que sirve el yoga Iyengar es para aliviar el dolor lumbar, si se practica con regularidad. Esto se debe a que puede ayudar a mejorar la flexibilidad de los isquiotibiales, que son el grupo de músculos en la parte posterior de los muslos.

Aumenta los niveles de energía

Debido a la liberación de endorfinas durante la práctica, así como al aumento del flujo sanguíneo al cerebro, otro de los beneficios para la salud del yoga Iyengar es que ayuda a aumentar los niveles de energía.

En comparación con el ejercicio más riguroso, que puede agitar el cuerpo, practicar posturas suaves de yoga ayuda a mejorar la circulación y el flujo de oxígeno, sin cansar demasiado el cuerpo. Por lo tanto, Iyengar fomenta la relajación de todo el cuerpo, lo que puede mejorar el sueño, reducir el insomnio y aumentar nuestros niveles de energía.

¡Sé el primero en comentar!