Los entrenamientos metabólicos son una manera de entrenar cuyo fin es aumentar la tasa metabólica basal. Es decir, se busca quemar más calorías a largo plazo y después de haber terminado de entrenar. Algo que no ocurre con el cardio tradicional. En este tipo de entrenamientos tratamos de variar la intensidad, ejecutando los ejercicios en poco tiempo y descansando aún menos.

Aunque a muchos les resulta atractivo por la cantidad de tiempo que ahorran, realmente son mucho más eficaces que entrenar más de una hora seguida. Además, perderemos grasa sin disminuir el volumen muscular. Si bien es cierto, debes tener en cuenta que no puedes hacer todos los días este tipo de entrenamiento metabólico, tu cuerpo necesita al menos 48 horas para recuperarse totalmente.

Como sé que muchos quieren seguir entrenando en vacaciones, pero sin que les demore demasiado tiempo, te traigo una rutina con la que acabarás exhausto. ¿Estás preparado?

Entrenamiento metabólico: cardio + fuerza

Pensando en trabajar todo tu cuerpo, he diseñado una rutina perfecta para encontrar una mejor definición, mezclando ejercicios de cardio con fuerza. Como siempre, es importantísimo que realices un calentamiento previo. Para hacer movimientos a alta intensidad, tus músculos deben estar activados y calientes; en caso contrario, será muy fácil que sufras latigazos o desgarramientos musculares.

A continuación verás los ejercicios que componen el entrenamiento metabólico. Todos puedes hacerlos en el gimnasio o en casa, sin necesidad de material específico.

Sentadilla con salto

En las sentadillas con salto no es necesario que realices un gran salto vertical. Es importante que tengas una buena caída que amortigue el impacto de las rodillas.

Salto al cajón

Empieza con el cajón más asequible para ti, pero no recurras a uno inferior a 30 cm. Puedes saltar perfectamente cajones más altos, tan solo necesitas perder el miedo y aumentar tu práctica.

Flexión

Zancadas andando

Remo invertido

Si estás aburrido de entrenar pecho y espalda siempre de la misma manera, prueba a introducir los remos invertidos. En caso de no verte tan avanzado como para realizarlos con las piernas totalmente estiradas, es preferible que dobles las rodillas y te centres en subir el pecho correctamente.

Step up con peso

Como en los saltos al cajón, no recurras a un step bajito. De hecho, puedes usar el mismo cajón que has usado para los saltos.

Toes to bar

Todo es cuestión de técnica. Los primeros días serás incapaz de llegar a la barra con los pies, pero eso no implica que no puedas realizar el ejercicio. Asciende tus piernas hasta la altura que puedas; si llegas a sobrepasar tu ombligo, mucho mejor.

Squat Trusts

Haz 3 rondas con 10 repeticiones de cada ejercicio. Los descansos entre rondas deben durar entre 60 y 90 segundos. Da siempre la máxima intensidad y vigila la técnica de cada ejercicio.