Cada vez son más los que apuestan por incluir rutinas de HIIT en sus entrenamientos. Sus beneficios son inigualables con otro tipo de entrenamiento, ya que estaremos trabajando la resistencia y velocidad en un mismo ejercicio. Asimismo, estaremos quemando calorías y perdiendo grasa. Para los que necesitan un plus de motivación en sus sesiones de cardio, el HIIT lo conseguirá sin ninguna duda.

Además, hemos comentado en la gran alternativa que es para que las personas que solo quieren aumentar su musculación, puedan realizar ejercicios aeróbicos y no perder el volumen muscular. Recordamos que las sesiones de HIIT no pueden durar más de 20-30 minutos. Así que los que por falta de tiempo no entrenan, tampoco tendrán excusas.

En esta ocasión te vamos a proponer una rutina de intervalos de alta intensidad de running. Es cierto que hay personas a las que hacer entrenamientos de carreras continuadas les resulta aburrido, con esta rutina no tendrás tiempo para ello.
Además, que esté basada en correr no significa que esté orientada exclusivamente a los runners, para nada. Es una rutina perfecta para todo tipo de persona, incluidas las que tienen sobrepeso y buscan adelgazar. ¡Por cierto! Vas a alucinar con el chute de adrenalina que sientes al terminar la sesión.

Calentamiento, antes que nada

Si el calentamiento es fundamental antes de entrenar cualquier ejercicio, para las sesiones de HIIT es imperdonable. Vamos a llevar al extremo nuestros músculos, así que necesitarán estar preparados totalmente para que no se produzcan latigazos ni lesiones.

¿Cómo puedes calentar? Trota durante 10-15 minutos, a ser posible por terrenos con cuestas. Si lo vas a realizar en una cinta de correr, sube la pendiente de la máquina.
Puedes realizar también 40” de jumping jacks, 20” de descanso, 40” de sentadillas con salto y 20” de descanso (x3). Todo a un nivel muy moderado, no lo realices con el 100% de tu energía, emplea como mucho el 60%.

¡Prepárate!

Una vez que hayamos calentado nuestro cuerpo, tendremos que prepararnos para empezar con el circuito de HIIT.

Vamos a realizar entre 5 y 10 rondas de sprints. Es importante que cada uno determine su capacidad; si eres principiante en el ejercicio físico, es mejor que vayas progresando gradualmente con el tiempo. Ponte metas cortas para evitar frustarte. Este entrenamiento es duro y la fatiga puede aparecer de forma normal, así que entrena con cabeza.

Los descansos son bastante largos con la finalidad de recuperarnos al 100% y volver a hacer una repetición explosiva a la máxima intensidad que podamos.

Realiza intervalos de sprints durante 30” y descansa 2 minutos. Te puede parecer un descanso exagerado y un entrenamiento sencillo, pero te avisamos de que cuando vayas por la cuarta ronda vas a necesitar 2 pulmones nuevos. Es un entrenamiento exigente, que suelta muchísima adrenalina y te deja con ganas de la siguiente ronda, a pesar de que se sufre.

¡No realices este entrenamiento 2 días seguidos! Deja mínimo descansar a tu cuerpo 48 horas, aunque puedes realizar cualquier otro tipo de ejercicio que no sea de alta intensidad.