El Pilates es un método que persigue fortalecer, estirar y equilibrar el cuerpo. Tiene su foco principal en el trabajo de core. A través de esta práctica, se logra reducir el riesgo de lesiones y mejorar la postura corporal, así como conseguir un cuerpo capacitado para resistir con creces las tareas cotidianas. El “Hundred” es uno de sus ejercicios estrella, te lo contamos.

El Pilates constituye un método poderosamente efectivo, que logra el fortalecimiento físico, así como el equilibrio mente cuerpo. La respiración es un factor muy importante en esta disciplina. Además, las variantes en sus ejercicios y la tranquilidad en la ejecución, lo convierten en un estilo deportivo apto para todo tipo de personas, independientemente de la edad o la condición física.

¿En qué consiste el “Hundred”? ¿Qué beneficios tiene?

Se trata de uno de los ejercicios básicos que Joseph Pilates, creador del método, ideó para trabajar el abdomen.

  • Fortalece el abdomen
  • Trabaja la respiración
  • Trabaja a nivel cardiovascular
  • Estabiliza la columna en flexión
  • Posibilidad de evolucionar y aumentar la intensidad con sus variaciones
  • Capacidad de concentración y superación

¿Cómo se ejecuta el “Hundred”?

Tumbados boca arriba, con las piernas juntas y los brazos alargados junto al cuerpo, ponemos las piernas en posición de Table Top (rodillas flexionadas a 90 grados sobre las caderas). La lumbar permanece lo más próxima al suelo y el abdomen activado.

Una vez conseguida la posición inicial correcta, se elevan los brazos en paralelo al suelo y el torso hasta la altura de las escápulas.

A continuación, los brazos que permanecen alargados y activados, hacen movimientos rápidos y dinámicos sincronizados con los tiempos y la respiración. De esta manera contamos 5 tiempos para inhalar y 5 para exhalar (5 movimientos de brazos INH, 5 movimientos de brazos EXH) hasta llegar a la cuenta de cien (hundred).

Debes llevar una respiración muy coordinada con el movimiento para que el ejercicio sea efectivo.

Variantes del “Hundred”

  • Posición de Table Top
  • Piernas alargadas a 45 grados con respecto al suelo
  • Piernas en tijera
  • Piernas a ras del suelo
  • Alternando Table Top y piernas alargadas
  • Para una intensidad menor o la existencia de alguna patología, dejar los pies apoyados en el suelo.