Hay varios factores que intervienen en el éxito de tu entrenamiento. Pero el éxito no reside solo en los cambios físicos que experimentas. Es muy importante que encuentres la manera de que entrenar no te resulte aburrido y monótono. Unos resultados óptimos en tu rutina empiezan por el entusiasmo que te genere, aunque haya días en los que te cueste más moverte. A continuación, te contamos cuatro aspectos importantes para que tu entrenamiento sea el adecuado.

Variedad

Intenta no entrenar siempre con los mismos ejercicios. Un entrenamiento variado, te ayuda a no perder la motivación. A nivel psicológico, evitará que caigas en el aburrimiento y en lo estrictamente físico. Si no disfrutas de lo que haces, es muy probable que te acabes estancando y te cueste lograr tu propósito. Recuerda que el ejercicio físico, es mucho más que unos días de gimnasio. Para que sea efectivo, debe convertirse en un estilo de vida que abarque muchos factores beneficiosos para la salud. Entusiásmate con lo que haces, incluye una amplia diversidad de ejercicios y prueba nuevas disciplinas y lugares.

Controla lo que cargas

Para lograr que tu entrenamiento tenga los efectos deseados, es necesario que la intensidad de la carga con la que trabajas supere un nivel de exigencia determinado. Por ello, todo ejercicio que realices por debajo de este nivel mínimo, no te aportará el resultado que deseas. El porcentaje de exigencia dependerá de la capacidad y la condición física de cada persona.

Mejora progresiva

Si el cuerpo entrena siempre al mismo nivel, es probable que se estanque y no mejore. El trabajo debe aumentar y variar gradualmente. Para no estancarte debes tener en cuenta los días que entrenas a la semana, y la intensidad del entrenamiento.

Se cauteloso con la técnica

Nunca debes olvidar que la técnica a la hora de realizar el ejercicio es muy importante. De nada sirve que entrenes con más peso, si no estás respetando la técnica que el ejercicio requiere. Si dudas, pide siempre la ayuda de un monitor que te pueda orientar y solvente tus dudas. Entrenar de una manera descontrolada no solo no te aportará beneficios ni resultados, sino que puede ocasionarte alguna lesión importante.