La importancia de tener unos glúteos trabajados, va mucho más allá de la estética. Por ello, no te conviene caer en la monotonía y aburrimiento en tu rutina de dicha parte de tu musculatura. Aprende a entrenar con distintos materiales básicos, y varía tu plan en función de cómo te sientes. Aporta la intensidad que necesites y no dejes de trabajar bajo ningún concepto.

Material para trabajar glúteos

En la actualidad disponemos de una amplia gama de materiales complementarios con los que poder trabajar las distintas partes de nuestra musculatura corporal. Por ello, caer en el aburrimiento no es una opción. Si sientes que ciertos ejercicios te aburren o ya no tienen sobre ti el efecto que deseas, simplemente modifícalos y adáptalos. Hoy te hablamos de algunos materiales que pueden ayudarte a trabajar tus rutinas de glúteos. Además, en función de tu nivel y condición física, puedes añadir peso para aumentar la dificultad e intensidad.

1.Step o cajón

Subir y bajar escaleras hará que la flacidez de tu trasero desaparezca, dando lugar a uno firme y tonificado. Utiliza un cajón o step con alturas, y dale caña a tu cuerpo. Sube y baja lentamente alternando las piernas al step o cajón; eleva la rodilla al pecho una vez arriba; salta sobre los dos pies y al caer de nuevo recibe el salto en sentadilla profunda y repite; pon un step entre tus piernas, salta encima juntando los pies y al bajar, haz sentadilla hasta que tu trasero toque la base y repite…

2.Mancuernas o discos

Utiliza peso para potenciar cualquier ejercicio de glúteos que realices. Trabajar con peso es necesario para unos resultados efectivos y evidentes. Por ello, añade peso a tus sentadillas, en cualquiera de sus variantes, lunges, zancada lateral, con elevación de pierna, con salto,…

3.Mini banda

Las gomas elásticas y bandas de diferentes resistencias, pueden ser un complemento perfecto para añadir intensidad a tus ejercicios de glúteos. Coloca ambos pies dentro de la mini banda, quedando ésta justo sobre las espinillas. A continuación, puedes realizar elevación de pierna lateral, zancada lateral, elevación trasera de piernas y rebotes…

4.Banco

Sobre un banco también puedes ejercitar glúteos y, además, de una forma intensa. Si todavía no controlas tus pistol, por ejemplo, empieza a practicar sobre un banco cada vez más bajo. Coloca uno de tus empeines sobre el banco y flexiona la rodilla delantera, formando un ángulo de 90 grados; apoya escápulas sobre éste y, manteniendo las plantas de los pies en el suelo separadas a la altura de los hombros, lleva a cabo elevaciones de caderas, con o sin peso.