Con el auge del entrenamiento funcional, los ejercicios en superficies inestables se han popularizado en demasía. Estoy segura de que has visto a alguien realizar sentadillas subido en un bosu, pero teniendo una postura un tanto extraña. No quiero endemoniar al entrenamiento inestable, puesto que es perfecto para disminuir la carga que activa los músculos y se recomienda especialmente para rehabilitación. De hecho, hay quienes piensan firmemente que también se pueden trabajar más músculos que en una superficie estable.

Para saber cuál de las dos hipótesis están en lo cierto, un estudio del Journal of Strength and Conditioning intenta ayudarnos.

Reebok Core Board, el material puesto a examen

El entrenamiento en una superficie inestable es aquel en el que realizas con resistencia o peso corporal, y con todo o parte del cuerpo luchando contra una superficie que se mueve. Por contra, tenemos al entrenamiento en superficie estable, que es cuando por ejemplo estamos de pie en el suelo.

En la investigación, los científicos compararon una sentadilla normal en el suelo con otra realizada sobre un Reebok Core Board. En ambos se midió el nivel de actividad muscular.

Fijándonos bien en el Core Board, nos damos cuenta de que es una de las superficies inestables más estables disponibles. A diferencia del bosu, por ejemplo. Esto podría ser algo bueno, ya que entrenar en superficies inestables tiende a disminuir sustancialmente la carga que levantamos, a pesar de que podamos activar los músculos mejor. Cuando tratas de desarrollar fuerza, eso es un punto bastante negativo para tu progreso. De hecho, en el estudio, los voluntarios levantaron hasta el 60% de su máximo en sentadillas de superficie estable.

Como resultados, los investigadores determinaron que cuanto más peso se levanta, mayor era la actividad de los músculos. Y esto era totalmente independiente de la superficie en la que se realizaba. Tanto que descubrieron que la superficie en sí no altera la activación muscular; la superficie inestable no tuvo un mejor rendimiento que la estable.
Lógicamente, la elevación máxima en la superficie estable fue mayor; y si te estás preguntando por qué no probaron si en una superficie inestable se podría lograr, la razón es que no es seguro. Solo con eso deberías reflexionar.

Como la carga fue el factor principal en la activación muscular, los investigadores sugirieron dejar el entrenamiento en una superficie inestable y realizarlo en una estable.