Una de las mayores pesadillas que tienen muchas personas es el sobrante de grasa de su abdomen. Teclear en Google recetas mágicas para conseguir un vientre plano es sencillo, ¿pero te has puesto manos a la obra? De poco te servirá conocer mucha teoría si continúas tumbado en el sofá, teniendo un estilo de vida sedentario y comiendo lo que te place.

Para lograr tener un abdomen plano (que no necesariamente definido), lo primordial es cambiar nuestros hábitos de vida, centrándonos en la alimentación y la actividad física. No hace falta que te obsesiones con comer solo brócoli o realizar cardio de manera excesiva. A continuación te doy algunas guías de ejercicios para que puedas reducir los michelines.

Ejercicio cardiovascular

Al pensar en cardio, siempre se nos viene a la mente correr. Personalmente, me aburre demasiado como para aguantar más de media hora sin martirizarme mentalmente. Hay muchas alternativas como la elíptica, spinning, remo, andar rápido o saltar a la comba. Tan solo tienes que encontrar el que más te motive o realizar una combinación para que esos 30-45 minutos se pasen volando. Por ejemplo: 10 minutos corriendo, 10 en bicicleta, 10 en remo, 5 a la comba y 5 caminando rápido y en pendiente.

Ni tienes que hacerlo todos los días, ni sobre pasar los 45 minutos. Pero tampoco te dejes llevar por la corriente de que es mejor hacer entrenamiento de fuerza, en vez de cardio. Hay que tener ambos entrenamientos presentes para estar en una buen forma física. Con el ejercicio aeróbico no solamente quemamos grasa, también mejoramos nuestra resistencia y logramos muchos beneficios cardiovasculares y respiratorios.

Ejercicios para quemar la grasa del abdomen

Además del ejercicio aeróbico, es necesario que introduzcamos en nuestra rutina algunos ejercicios explosivos. Por favor, olvídate de hacer 1.000 crunches para tener un vientre plano. La grasa, por desgracia, no se elimina de la zona que queremos, tu cuerpo la pierde de forma general. Así que pensar que hacer muchas abdominales te harán rebajar los michelines, te equivocas. Estarás fortaleciendo el recto abdominal (muy importante, por cierto) y quemando calorías (además de un poco grasa, evidentemente).

Será que soy muy dinámica y funcional, y todo lo tradicional me aburre. El vientre plano se puede conseguir de muchas manera, ¿pero qué mejor forma que hacerlo pasándotelo bien?

Las mountain climbers o escalador es uno de mis ejercicios favoritos. ¿En serio alguien preferiría 40 segundos de crunches antes que de escalador? ¡No os creo! Además, si quieres meterle intensidad, puedes realizarlo con desplazamiento para trabajar también la coordinación de brazos y piernas.

¿Te animas a caminar como un oso? Entrenar como un animal te ayudará a fortalecer todo tu cuerpo, perder grasa y hacerlo de forma divertida. Realizarlo en grupo es tener risas aseguradas.

Con el clásico ejercicio de elevar las piernas, estamos trabajando intensamente todo el recto abdominal. Ten en cuenta que mientras nuestras piernas bajan, el abdomen tiene que mantener la posición para que no te balancees hacia delante. No tengas prisa en subir y bajar las piernas. Y, sobre todo, evita crear un arco en tu zona lumbar; mantén la zona baja de la espalda siempre pegada al suelo.

¡Ojo! Subimos de intensidad. El floor wiper está indicado para aquellos que tengan un control importante de su cuerpo. Tienes que realizar semicírculos con tus piernas, sin elevar la cadera y manteniendo la posición pegada al suelo. Ni hay que elevar hombros, ni subir el cuello, ni poner las manos debajo de las lumbares.

Realizar press pallof no tiene que ser una lucha por demostrar que puedes levantar mucho peso. Te aseguro que para empezar, deberías usar el peso mínimo que te permita la máquina. Vas a tener que aguantar la posición varios segundos, así que no deberías cargarte demasiado. Puedes jugar a hacerlo con bandas de resistencia (las típicas de dominadas) y añadir desplazamiento.

Por supuesto, no podía faltar la plancha abdominal. Sobre las manos, los antebrazos, de lado, con rotación, con una pierna levantada… Existen mil variantes de plancha, por lo que no puedes decir que ninguna te atrae. Además, puedes añadir desplazamiento para que el tiempo “pase” mucho más rápido.