Los oblicuos son esa parte del cuerpo que casi todo hombre quiere tener bien definido. Sé que es una generalización, pero normalmente a las mujeres nos gusta potenciar otras zonas, aunque los siguientes ejercicios es recomendables que los realicemos todos. Tener un abdomen definido es el sueño de muchos, pero a estas alturas ya deberías saber que no existen rutinas de ejercicios para ejercitar el abdomen a trocitos. Es decir, no podemos entrenar la zona baja del abdomen, sin trabajarlo de forma completa.

Como ya te contamos en otros artículos, el recto abdominal es un conjunto de músculos indivisibles. Y si quieres ver tu abdomen como una perfecta tableta de chocolate, tendrás que reducir tu porcentaje de grasa corporal. A continuación te enseñamos algunos ejercicios que potenciarán el trabajo de los oblicuos, aunque indirectamente también trabajará el resto del core.

Rotación de tronco con barra

Con esta rotación de tronco, no solamente estamos trabajando el abdomen, sino que también necesitamos la ayuda de los hombros y la espalda. Mantén tu cuerpo recto, apuntando con la cadera hacia delante siempre. Como puedes observar en el vídeo, la rotación tan solo se realiza con el tren superior.

Crunches en barra

Seguro que has visto a muchos en tu gimnasio que apuestan por este ejercicio, aunque sin añadir la variante de hacerlo en diagonal. El cruch, con la subida de piernas, podemos realizarlo hacia los lados (sin girar el tren superior) para potenciar el trabajo lateral del abdomen.

Press Pallof con banda elástica

Este ejercicio se puede hacer con banda elástica o con máquina. Mi consejo es que empieces con la banda y que cuando creas que necesitas mayor presión, te pases al uso de la máquina. Debes mantener una postura isométrica durante todo el ejercicio para que se ejerza la presión necesario en los oblicuos opuestos a la polea. Es importante que vigiles que tu cuerpo está completamente recto, observando la posición de tus hombros y brazos.

Plancha lateral con rotación

Las planchas son un ejercicio isométrico ideal para fortalecer el abdomen. Si quisiéramos añadir más intensidad, te recomiendo incluir rotaciones del tronco. Lo más importante de este movimiento es no subir la cadera. Si puedes contar con la ayuda de un compañero o un monitor que te corrija la postura, mejor.

Abdominales sobre fitball

Realizar crunches en el suelo puede ser doloroso para algunas personas. En mi caso, por ejemplo, lo es debido a lo pronunciados que tengo ciertos huesos. Así que una buena alternativa es usar como base un fitball. Además de poder hacer crunches en diagonal, la inestabilidad del balón activará los músculos de forma más eficiente.

Zancada con rotación de tronco

Hacer zancadas de manera clásica están muy vistas, ¿qué te parece si le añadimos carga con un balón medicinal y rotación de brazos? Hay quienes piensan que tienen que hacer un récord de zancadas y añaden mil repeticiones por serie. En este caso, es mucho mejor hacer menos repeticiones y de forma lenta. La técnica y la postura es fundamental para trabajar correctamente las partes del cuerpo en las que tenemos interés.
En vez de girar el tronco totalmente, prueba a rotar solo los brazos y mantener el tronco hacia delante. Ponte frente a un espejo para controlar la posición de la rodilla.

Windmill con kettlebell

¡De mis favoritos! Vas a querer morir al día siguiente, ¡pero qué satisfacción! Verás que es un ejercicio muy sencillo, pero la técnica determinará tu potencia. Es un movimiento que puedes encontrar en algunas secuencias de yoga (el guerrero), por lo que necesitarás también de cierta flexibilidad para bajar de manera profunda. Consiste en mantener una pesa rusa elevada (por su agarre es mejor que una mancuerna) y bajar lentamente el cuerpo. No tengas prisa, ni cargues con pesos muy altos.