El trabajo con el propio peso corporal es cada vez más popular, ya que es muy efectivo y ofrece grandes resultados. Además de ganar masa muscular se pierde peso, por lo que es una rutina ideal para diferentes objetivos o como complemento al entrenamiento. Es aconsejable combinarlo con ejercicios de cardio para que el entrenamiento sea lo más efectivo posible.

Realizar una rutina de ejercicios trabajando con el propio peso corporal tiene muchos beneficios. Se gana masa muscular, flexibilidad, agilidad y coordinación, entre otras; al mismo tiempo que se reduce la grasa. Por ello es muy adecuado para todas aquellas personas que persiguen distintas metas. Se trabaja como complemento al propio entrenamiento, o como paso previo a la iniciación del trabajo con pesas. También es habitual en deportistas de artes marciales que necesitan fuerza y agilidad.

Ejercicios para adelgazar con el propio peso corporal

Adelgazar con el propio peso corporal es posible y muy recomendable. Y es que al ser ejercicios que ayudan a tonificar la musculatura, conseguimos evitar la apariencia flácida al perder peso, ya que fortalecemos al mismo tiempo.

Existe una gran variedad de posibilidades para el trabajo de body weight training. Y es que tienes la opción de emplear algún material como complemento, o no. Hoy te nombramos 3 de los ejercicios más básicos que, además, disponen de variantes para que puedas aportar una mayor intensidad.

1. Zancadas

Consiste en adelantar una pierna flexionando la rodilla y formando un ángulo de 90 grados de forma alterna. Para variar el esfuerzo, realiza zancadas con salto, sobre escalón o alzando la rodilla antes de adelantar la pierna. También puede hacerlas laterales o andando. ¡No te aburrirás!

2. Planchas

La plancha es un ejercicio muy popular por la profundidad y eficacia del trabajo. Debes prestar especial atención a la colocación de tu cuerpo. De lo contrario el trabajo no tendría los resultados esperados. Puedes hacer planchas sobre manos o codos; sobre una sola mano; laterales o haciendo elevación de piernas.

3. Flexiones

Las flexiones trabajan de una forma muy completa la parte superior del cuerpo y, además son muy versátiles. Puedes realizar las flexiones básicas desde la posición estándar o innovar. Para ello, conforme vayas adquiriendo la técnica y la fuerza necesaria, intensifica más el ejercicio. ¿Cómo? Intentando realizarlas con una mano, sobre las puntas de los dedos, utilizando la pared para que la posición inicial sea invertida…

Como puedes observar de cada ejercicio estándar, puedes obtener gran diversidad de variantes que aportan intensidad y un mayor trabajo.