Parece sorprendente, pero cada vez son más las mujeres que destierran mitos y se animan con los entrenamientos de fuerza. Ya sea que te quieres ver igual de increíble que Jennifer Lopez con 50 años, el ejercicio con cargas o resistencia es bienvenido para evitar la sarcopenia y favorecer a una mejor composición corporal.
Hay quienes prefieren una opción rápida y un poco más cara, como son los implantes, pero ni que decir tiene que no son muy convincentes. Pueden tener un aspecto natural, aunque sin entrenamiento que refuerce ese implante puede hacer que se produzcan movimientos. Y, claro, esto no es lo ideal.

Si quieres aumentar tu fuerza de glúteo, y su volumen, te recomendamos entrenar con bandas de resistencia siguiendo estos 7 ejercicios.

Puente de glúteos con bandas

Agregar una banda de resistencia a los puentes de glúteos los hace infinitamente más difíciles. ¿Eres capaz de hacer 100 seguidos? Puedes anclar la banda a una jaula del gimnasio o con dos mancuernas pesadas.

Clamshell

¿Puedes hacer 50 sin parar? Vigila que existe una buena alineación de tu cadera con la rodilla. Tienes que notar cómo arde tu glúteo, no la zona lumbar.

Paseos con bandas

Puedes hacer esto caminando hacia adelante o hacia los lados. Mantén los pies separados a la anchura de los hombros (o más anchos) para asegurarte de que haya tensión en la banda en todo momento.

Levantamiento de piernas con banda

Túmbate boca abajo en el suelo, sobre un banco de abdominales o en un cajón. Coloca la banda en los tobillos y realiza levantamiento de piernas alterno. La fuerza del movimiento no debes hacerla con la zona lumbar, tienes que notar cómo aprieta el glúteo.

Levantamiento lateral de piernas con banda

 

Sentadillas con bandas

Si sabes que no usas los glúteos tanto como deberías cuando realizas una sentadilla, este es un gran ejercicio para asegurarte. Coloca la banda de resistencia justo debajo de las rodillas y controla que no se hundan al bajar.

Sentadillas de salto con banda

Siguiendo con el modelo del ejercicio anterior, este movimiento es similar y mucho más explosivo. Al subir en el salto, aprieta los cachetes del glúteo y amortigua la caída flexionando las rodillas.