Los aficionados al deporte que buscan mejorar sus marcas de aceleramiento, suelen introducir rutinas de entrenamiento con intervalos de alta intensidad. Además de los beneficios que podemos adquirir para nuestras capacidades, una reciente investigación ha confirmado que también nos puede ayudar a perder peso.

Cuando alguien se somete a un proceso de adelgazamiento quiere conocer cuál es la mejor manera para perder los kilos que le sobran. Existe una creencia popular que dice que debemos hacer mucho cardio para conseguir nuestro objetivo, pero hoy vas a saber cuál es la forma más óptima.

¿Series de sprints, HIIT o cardio moderado?

En el metanálisis anteriormente nombrado, los científicos analizaron los resultados obtenidos en 36 estudios. Fueron 1.012 voluntarios los que compararon los efectos de un entrenamiento con intervalos de alta intensidad con un entrenamiento de intensidad moderada y continua.

Se dividieron el entrenamiento de intervalos en dos categorías: sprints y HIIT. Considerándose HIIT como un entrenamiento que se realiza al 80% o más de nuestra frecuencia cardíaca máxima; y los sprints son un ejercicio igual o superior al VO2 máximo (esfuerzo total).
La manera de medir cada uno fue un tanto diferente. Para la rutina de HIIT se realizó 4 minutos de alta intensidad, seguido de 3 minutos de recuperación. Y en los sprints se hizo un esfuerzo total de 30 segundos seguido de 4 minutos de recuperación.

En cuanto al ejercicio de intensidad moderada es aquel que requiere un esfuerzo continuado, en el que se alcanza el 55-70% de la frecuencia cardíaca máxima o el 40-60% de su VO2 máximo.

Con el entrenamiento de intervalos se logró perder un 29% más

Aunque todas las personas perdieron peso y grasa corporal, la realidad es que el entrenamiento de intervalos fue mucho más efectivo. Se consiguió perder un 29% más de peso que los que tan solo hicieron un ejercicio moderado.

«El entrenamiento a intervalos parece cambiar el metabolismo, y el ejercicio de mayor intensidad parece promover muchos cambios fisiológicos que podrían favorecer la pérdida de peso a largo plazo. En otras palabras, hace que su cuerpo sea más eficiente para quemar grasa«, comentaba uno de los autores del estudio. «Mientras que [el ejercicio de intensidad moderada] quema grasa y calorías durante su realización, se ha demostrado que, después de que terminemos, hay cambios metabólicos que podrían dificultar la pérdida de grasa y favorecer la acumulación de grasa. Eso no significa que el ejercicio de intensidad baja a moderada haga que las personas ganen grasa«.

Aunque la investigación asegure que los entrenamientos con intervalos son mejores para perder peso, no debemos olvidar que la intensidad es mucho más elevada y no se deben hacer con tanta frecuencia. Eso provocaría un desgaste y una fatiga muscular poco recomendable para conseguir mantenernos saludables.
Ten en cuenta que agotarás la mayoría de las reservas de glucógeno, por lo que intenta dejar entre 2 y 3 días de descanso entre las sesiones.

Además, debes recordar que para perder peso es necesario cuidar la alimentación.