En la actualidad, la mayoría tenemos muchas cosas que atender a lo largo de nuestra jornada. Nos despertamos por la mañana y nos cansamos tan solo de pensar todo lo que tenemos por delante, en el transcurso del día. El estrés forma parte de la vida de un elevado porcentaje de personas. Por ello, realizar disciplinas que promuevan  la relajación es imprescindible.

El estrés, la ansiedad o los nervios, forman parte de las principales causas por las que muchas personas sufren malestar físico y mental. Darnos cuenta a tiempo de la importancia de reducir estas situaciones, es muy importante para gozar de una buena calidad de vida. El deporte, no solo cumple la función de muscular el cuerpo y hacer que luzca mejor. Realizar actividades que permitan alcanzar un estado de satisfacción, bienestar y serenidad es posible y necesario. Por ello, si practicas ejercicio físico a diario, es recomendable que reserves un día o dos a la semana, a la práctica de algunas de las siguientes actividades.

3 Actividades que promueven la relajación

YOGA

Se trata de una de las disciplinas más conocidas por su capacidad para equilibrar mente, cuerpo y espíritu. Mucha gente prueba el yoga como una vía de relajación y acaba haciendo que ésta forme parte de su vida. Y es que es una auténtica filosofía que envuelve mucho más que la práctica. La meditación y la atención a la respiración de forma consciente, ayudan a equilibrar nutro ser y aporta una notoria sensación de paz, calma y bienestar.

PILATES

El pilates es un método con muchos beneficios. Pero, en este contexto, debemos apuntar que la atención a nuestra respiración, lo convierte en una actividad muy favorable para alcanzar el estado de relajación. Tras una sesión de pilates nos sentiremos más relajados y será más fácil gozar de un sueño reparador. Además, estarás fortaleciendo y tonificando tu cuerpo, especialmente el core, que constituye el núcleo o centro del mismo.

TAI CHI

El Tai Chi es una disciplina oriental que se caracteriza por la respiración, la concentración y el movimiento de la energía vital. Es una manera muy adecuada de favorecer la relajación, reducir el estrés y la tensión acumulada y favorecer la salud del sistema nervioso. Asimismo, es ideal para despojarse por un rato de los pensamientos y preocupaciones, ya que requiere la atención plena a los movimientos que se van ejecutando.