No hace mucho, te dimos varias razones por las que deberías amar a los burpees. Sabemos el ejercicio tan costoso que es, pero no hay ninguno igual de completo. A modo de resumen, los burpees son geniales para ejercitar una gran cantidad de músculos y mejorar tu resistencia y tu fuerza.

El problema de caer en la monotonía es que pensamos que solo existe un modo de realizar el ejercicio. Al igual que pasa, por ejemplo, con las sentadillas, los burpees podemos realizarlo con todas las variantes que se nos pasen por la cabeza. Nosotros te vamos a proponer algunas que te harán activar tu cuerpo de forma distinta a como lo tienes acostumbrado.

Burpee con escalador

¿Cómo de guay sería introducir el famoso movimiento “escalador” o “mountain climber” en un burpee? Realiza el burpee normal, pero al llegar a la flexión, lleva tu rodilla izquierda hacia el codo izquierdo. Hazlo también con el derecho y retoma de nuevo el movimiento del burpee. Puedes realizar el “escalador” sin moverte del sitio y manteniendo la cadera fija (sin rotar) o avanzando.

Burpee con plancha lateral

Realiza el burpee de forma normal, pero al terminar la flexión no saltes. Gira tu cuerpo hacia un lado y mantente 3 segundos en plancha lateral. Vuelve al centro y gira hacia el otro lado. Al terminar, continúa con el burpee.

Burpee con jack

¡Mi favorita! Al hacer la flexión debes hacer el mismo movimiento que realizas en los jumping jacks. Es decir, separa tus piernas y luego vuelve al centro para poder impulsarte correctamente en el salto. Presta atención para que tu cadera no caiga mientras haces el jack.

Burpee con escalador de pared

La cosa se pone cada vez más interesante, ¿eh? Antes de hacer este tipo de burpee, es importante que practiques la escalada de muro. Es decir, parte de estar en el suelo boca abajo y ve subiendo tus piernas por la pared hasta intentar mantenerte vertical contra el suelo. No es difícil, solo tienes que superar los miedos y no ir demasiado rápido.

Burpee con flexión explosiva

Este tipo de variante no cambia mucho a la original, tan solo tendremos que partir de una flexión de tríceps. Al levantarnos para hacer la flexión, nos impulsaremos y abriremos los brazos para terminar en una flexión de bíceps. Al ser un impulso rápido, esteramos buscando una versión mucho más explosiva que la original.