El abdomen es una de esas zonas en las que más nos enfocamos a la hora de fortalecer nuestro cuerpo. Y es que lucir un vientre plano y definido, es el objetivo prioritario de muchos. Sin embargo, en ocasiones, podemos notar que nos estancamos y no evolucionamos como deberíamos. Asimismo, si eres de los que se acaba de iniciar en el mundo del fitness y andas un poco perdido, atento. Te contamos unos consejos básicos que debes conocer para fortalecer y trabajar adecuadamente tus abdominales.

Complemento a las abdominales tradicionales

En primer lugar, debemos tener en cuenta que, nuestro abdomen, no está formado por un solo músculo. Por eso debemos entender que, no por hacer abdominales vamos a conseguir perder la grasa localizada en esa zona que tanto nos estorba. Para ello, debemos complementar nuestra rutina con tres aspectos básicos: buena alimentación, ejercicios cardiovasculares y, por supuesto, el descanso adecuado. Piensa que tus abdominales están ahí, escondidas tras esa capa de grasa que hay que eliminar. Y para lograrlo, además de los ejercicios específicos, debes empezar a incluir actividades diarias como correr, andar a paso ligero, ir en bici, nadar o saltar a la comba, entre otras. Además, en cuanto a tus ejercicios específicos de abdominales, es imprescindible llevar a cabo distintas variantes para asegurarte de que trabajas de manera completa y efectiva.

ejercicios-abdominales

Consejos para trabajar tus abdominales

Cuando trabajes tus abdominales, de forma general, recuerda estas sencillas pautas que pueden marcar la diferencia. La técnica adecuada es primordial para obtener resultados.

Respira correctamente

Recuerda inhalar antes de contraer el abdomen y exhalar durante la contracción. De este modo, en las abdominales tradicionales, tomamos aire en la posición inicial y soltamos en la elevación del tronco.

Cuidado con tus lumbares

Un fallo muy común, es arquear las lumbares para tomar impulso antes de elevar el tronco. ¡Error! Debemos intentar, en la medida de lo posible, mantener la espalda alargada, minimizando el hueco entre las lumbares y el suelo. Recuerda que estás trabajando la musculatura abdominal, por lo que es tu abdomen el que debe ejercer la fuerza, no tirando de las lumbares.

abdominales mujer

No tensiones el cuello

La colocación de las manos tras la cabeza o en la nuca, pretenden una correcta colocación de la espalda. No quiere decir que debas tirar de ellas para conseguir levantarte. Y mucho menos, tensar el cuello. La fuerza no se concentra en esta zona del cuerpo, si no en el abdomen. El cuello debe permanecer ligero y sin tensión.

Codos en su sitio

De la misma manera que no debemos ejercer tensión sobre el cuello, ni arquear la zona lumbar, tampoco podemos llevarnos los codos hacia adelante para facilitar el movimiento. Estos deben estar orientados hacia los laterales y permanecer inmóviles.

Una postura correcta y fuerte; el estiramiento posterior adecuado; el óptimo descanso; y la compensación con las lumbares, son los aspectos clave que debes tener en cuenta. Llevar a cabo una técnica correcta puede suponer un mayor esfuerzo. Por ello, creemos que, haciendo pequeñas trampitas sin que nadie nos vea, se facilita el trabajo y se obtienen resultados. Pero no es así, lograr la calidad del movimiento es imprescindible para que el trabajo sea efectivo y el six-pack esté cada vez más visible. ¡Ánimo! Y recuerda que las pequeñas trampitas para facilitar el ejercicio, solo te perjudican a ti.

Te proponemos 5 alternativas a las abdominales corrientes para que no te aburras con tus entrenamientos. Además, te recomendamos que conozcas los beneficios de practicar la plancha a diario, ya que es un ejercicio muy completo que te permitirá conocer tu evolución de una forma muy clara.