En alguna que otra ocasión hemos comentado la importancia de la respiración durante los entrenamientos. A continuación te desvelamos cómo una técnica de respiración simple puede ayudar a levantar cargas más pesadas en una configuración general mucho más fuerte. La presión intraabdominal (PIA) ha sido muy analizada y se ha demostrado que reduce las fuerzas de compresión potencialmente dañinas en los discos espinales durante el levantamiento pesado.

La ciencia también se ha sugerido que aumenta la estabilidad lumbar al ayudar con la formación de un «cilindro rígido» a través de los músculos abdominales y/o mediante fuerzas estabilizadoras a través de conexiones fasciales hasta los segmentos vertebrales. Dados estos estudios recientes, parece que se está formando un consenso de que el papel funcional de la PIA puede ser principalmente ayudar con la estabilidad.

La respiración y el cinturón de levantamiento tienen un papel fundamental

A medida que avanzamos con nuestra experiencia de levantamiento, se vuelve cada vez más importante prestar más atención a los detalles para que podamos continuar progresando de la mejor manera posible. Aunque la respiración puede ser algo que muchas personas tienden a tener en cuenta, definitivamente juega un papel importante en la correcta realización de ejercicios con cargas pesadas. ⁣

Cuando inhalamos, empujamos aire hacia nuestros pulmones, llevando hacia abajo el diafragma que se contrae y crea presión sobre la cavidad abdominal, los oblicuos y los músculos lumbares. Solo necesitas inhalar suficiente oxígeno para que tu barriga «sobresalga», hasta el punto en que todavía pueda contraer los abdominales y sostener tu core.

Si respiras demasiado, lo más probable es que extiendas la espalda y disminuya tu capacidad de contraer los músculos abdominales, terminando dependiendo de los extensores lumbares. ⁣Al usar un cinturón de levantamiento (lo suficientemente apretado como para poder empujar tu vientre contra el cinturón), estás proporcionando a tu abdomen una fuerza externa que empuja contra ti. Y ese es el punto de usarlo.

No usas un cinturón para lucir genial, ni para que aplique fuerza pasivamente, en realidad tiene un propósito: ⁣al tener una cantidad limitada de espacio para respirar debido a que el cinturón está empujando contra ti, agregar la técnica de respiración adecuada aumentará la presión intraabdominal aún más, con la consiguiente estabilidad lumbar y una mayor seguridad como resultado.