El yoga es un estilo de vida destinado a lograr el equilibrio entre el cuerpo, mente y espíritu. Lo consigue a través de la respiración, la meditación y la práctica de posturas físicas o asanas. Cada una de estas posturas tiene ventajas específicas sobre determinadas partes del cuerpo.

Si te llama la atención el mundo del yoga, pero no te atreves por si te resulta complicado, debes saber que no entiende de límites. Se puede practicar sin importar la edad o las circunstancias. Si sufres alguna enfermedad o lesión, es necesario que lo comentes a tu instructor, para que pueda darte las anotaciones básicas que necesitas y realizar la práctica con total seguridad.

El yoga tiene innumerables beneficios sobre nuestro cuerpo físico y nuestra mente.  Si al principio te cuesta ejecutar ciertas posturas, no te desanimes, ya que se necesita un proceso para adaptarse y realizar las asanas con armonía y fluidez.

5 Beneficios del yoga sobre tu cuerpo

1. Doble fortalecimiento

Con el yoga tonificas la musculatura y fortaleces tu cuerpo al mismo tiempo que tu mente. Y es que, además de recomendarse para calmar la mente y ser muy útil en casos de depresión, ansiedad o estrés, también te mantiene en buena forma física.

2. Flexibilidad

Es muy probable que, al principio, te cueste realizar ciertas posturas y tengas que practicar variantes más sencillas. Pero, poco a poco, si te permites a ti mismo ser principiante y te mantienes implicado en el yoga, observarás cómo tu cuerpo va respondiendo. Ganarás una mayor flexibilidad muscular que se traducirá en bienestar en tu día a día.

3. Pérdida de peso

La práctica regular de yoga, te proporciona una conciencia y una calma mental que es muy eficaz para disminuir los estados de ansiedad por la comida. Por ello, una vez consigas armonizar tu interior, es muy probable que se disipe la necesidad de comer entre horas y hacerlo de una forma poco saludable. Además, realizando algunos de los ejercicios, como el saludo al sol, quemas calorías y contribuyes a la pérdida de peso.

4. Paz interior

En la actualidad, la ansiedad, los nervios y el estrés, entre otros trastornos emocionales, afectan a un elevado porcentaje de la población. Actividades como el yoga, permiten lograr una paz interior que beneficia mucho dichos estados. La meditación y respiración consciente, aporta equilibrio interno y un mayor bienestar.

5. Cuerpo sano y fuerte

Además de aportarte energía y trabajar tu cuerpo a nivel muscular, el yoga fortalece tu sistema inmune. Hay estados mentales que pueden derivar en enfermedades a nivel físico. Lograr la calma que proporciona el yoga, ayuda a proteger la salud de ciertos estados de alteración que ponen en riesgo las defensas.

Si te has decidido a intentarlo, tal vez te interese algunos consejos para tu primera clase de yoga.