Hay muchas razones por las que entrenar en pareja puede resultar muy positivo. Generalmente, pasar tiempo juntos se complica cuando ambos tenéis rutinas que atender. Y es que cuando uno tiene tiempo libre, busca actividades con las que liberar sus tensiones y al final solo dispone de pequeños ratitos para compartir.

Beneficios de entrenar con tu pareja

Descubrimiento

Entrenando juntos, tal vez podáis descubrir nuevos aspectos de la personalidad del otro que no conocíais. Da igual si lleváis mucho o poco tiempo juntos. El entrenamiento hace florecer aspectos como la disciplina, la perseverancia y la lucha, virtudes que quizás aún no se habían manifestado.

Refuerza el vínculo

Cuando ambos lucháis por un objetivo común, podéis daros cuenta del maravilloso equipo que conformáis. Seguramente os tengáis que animar cuando uno de los dos flaquee; o planear durante la semana cómo disfrutaréis del día libre.

maratón pareja

Deseo por estar juntos

Si ya de por sí el entrenamiento supone una importante dosis de motivación, hacerlo con tu pareja la incluye en esas sensaciones. De este modo, cuando estés trabajando y desees que “suene la campana”, estarás esperando encontrarte con él o ella para compartir vuestra nueva afición.

Hoy por ti, mañana por mí

Es probable que cada uno tenga sus propios objetivos específicos. Pero nadie dice que no podáis ponerlos en común para servir de motivación. Acompañar a tu pareja en el camino hacia la meta, te convertirá en su compañero de batallas. Esto es muestra de generosidad y, al mismo tiempo, del apoyo que os ofrecéis.

Unión y nuevas sensaciones

¿Qué me dices de estirar con tu pareja tras un entrenamiento en plena naturaleza? Seguro que las risas están aseguradas. Uno de vosotros tendrá más equilibrio, otro mayor flexibilidad y resistencia… estamos seguros de que descubriréis cosas nuevas que no sabíais y admiraréis las capacidades del otro.

pareja yoga

Probar juntos nuevas disciplinas

Seguramente uno pueda instruir al otro en determinadas actividades, pero, ¿qué te parece probar una nueva actividad juntos? Boxeo, artes marciales, yoga… Los dos desde cero. La unión entre ambos está asegurada.

Nuevos planes

Hasta ahora, siempre teníais los mismos planes. Ir a cenar, o al cine, y salir a tomar una copa de vez en cuando. Ahora además de ellos, tenéis que disfrutar de vuestro día libre de entrenamiento o, en el caso de que sigáis una dieta juntos, pensar en el cheat meal. ¡Todo son ventajas!

Lograréis ser una pareja más fuerte, ¡en todos los sentidos!