Cuando realizamos entrenamientos de velocidad, la fase de aceleración es quizás la parte más difícil de mejorar. Para realizar unos buenos sprints, hay deportistas que pasan mucho tiempo mejorando la fase de aceleración, a pesar de que la mayoría piensa que lo importante es darlo todo cuando estamos acabando.

Un estudio publicado en el Journal of Strength and Conditioning Research ha descubierto una forma de mejorar la aceleración mediante el entrenamiento con trineos de carga. Lo cierto es que puedes añadir carga al sprint de diferentes formas, pero los investigadores se centraron en tres modos: sprints sin peso, sprints con un trineo ponderado al 10% del peso corporal y sprints con un trineo ponderado al 20%.

El foco de investigación estaba al principio, y sobre todo en la fuerza que se realizaba contra el suelo. Cuanta más fuerza se aplicara, más duro estarían trabajando los músculos, por lo que con el tiempo notaríamos mejoras en el rendimiento.

¿Se emplea más fuerza con la pierna trasera o delantera?

Los científicos conocieron que cuando se usaba el 20% del peso corporal como carga, aumentaba la fuerza de reacción contra el suelo en ambas piernas. Pero, las fuerzas de reacción contra el suelo solo eran mayores en la pierna delantera que cuando se usaba el 10% del peso corporal como carga. Así que se podría decir que en el inicio de la carrera, la pierna trasera está más involucrado cuando carga con el 10%.

Por supuesto, los datos obtenidos son solo una suposición. No desconfío de que las fuerzas propulsores sean mayores cuando se tiran de trineos con una carga del 10% de nuestro peso corporal, dice que eso puede resultar una mayor aceleración a los deportistas.
Sería interesante que hubieran tenido en cuenta las carreras de velocidad con chaleco lastrado (que no parece ser tan eficaz como la carga de trineo), además de que un atleta no empieza el sprint en una posición escalonada. En el estudio se habla de que la pierna delantera realiza mayor fuerza que la trasera, pero en un sprints, se suele partir con ambas piernas de la misma posición.

Asimismo, las conclusiones se deberían aplicar tanto a los deportistas generales como a los velocistas que participaron en el estudio. En este último caso, a ellos se les enseña a sprintar por igual con cada pierna cuando empiezan, por lo que se podría alterar la condición de cargar con el 10% del peso corporal. Si un deportista está entrenando para empezar correctamente, entrenar con el 10% podría mejorar la reacción de fuerza en ambas piernas, en vez de solo en la trasera.

Aunque todavía queda mucho por estudiar, conocer que los trineos con carga pueden mejorar la aceleración de los sprints, es un detalle importante a tener en cuenta nuestros entrenamientos.