Cuando hablamos de la “San Silvestre”, la primera carrera que se nos viene a la cabeza es la de Vallecas. Es la más conocida de España, que se hace desde 1964, que acoge a más de 40.000 participantes y que ha animado a más de 200 ciudades para que tengan su propia carrera el día 31 de diciembre.

No conocemos mejor manera de despedir el año que haciendo deporte, sobre todo si pensamos excedernos un poco en la cena de Nochevieja. Dependiendo de la ciudad en donde la corras, la masificación puede ser mayor o menor. Como en los últimos años ha habido un auge en el mundo del running, las carreras han incrementado el cupo de participantes para que nadie se quede sin correr la última carrera de la temporada; así que no esperes al último momento para sacar tu dorsal.

Prepárate para correr la San Silvestre

Dependiendo de la ciudad que elijas, el recorrido puede variar desde los 5 a los 10 kilómetros. Es decir, hay que entrenar para poder correr sin problema; no te tomes a broma esta carrera aunque el ambiente sea festivo. Si eres una persona sedentaria o con un nivel físico bajo, lo mejor es estrenar para aguantar los kilómetros (dando igual el tiempo). En cambio, si eres una persona deportista o corredor habitual, tómatela como cualquier otra prueba.

No será suficiente con salir a correr solo la semana de antes, lo mejor es tener la carrera como objetivo a largo plazo; si ya no te da tiempo a estar preparado para la de este año, ¡empieza para la del 2018!

Consejos para principiantes

Cuando hablamos de principiantes nos referimos a primerizos en la carrera; si aún no te ves preparado para correrla, entrena antes de leer estos consejos.

  • Abrígate. Te puede parecer una tontería de recomendación, pero el 31 de diciembre suele hacer mucho frío, e incluso puede llover o nevar dependiendo de la zona. Usa cortavientos y mallas que cubran tus piernas por completo. Por supuesto, ropa que hayas usado entrenando previamente y que sepas que no te va a suponer un suplicio durante la carrera. Lleva la ropa justa para no tener que dejar nada en el guardarropa, que todos sabemos cómo funciona…
  • Calienta. Esperamos que tuvieras en mente calentar como en cada carrera, pero en esta es casi más importante. Normalmente, las San Silvestre se correr por la tarde-noche, por lo que la temperatura será muy baja para empezar a correr sin tener nuestros músculos preparados.
  • Disfruta. No vayas principalmente con la idea de llegar el primero a meta, sobre todo porque va a ser difícil con la cantidad de personas. Disfruta del ambiente navideño y si te animas, ¡disfrázate! Seguro que te verás corriendo entre Papá Noel, bailarinas con pelucas o Spiderman.
  • Evita ir en coche. El 31 de diciembre puede que haya algunas calles cortadas o que el aparcamiento sea más difícil de encontrar; lo mejor es usar el transporte público o ir andando para calentar (si estás a menos de 30 minutos).
  • No te hinches a comer antes de correr. Come una hora o dos antes de la carrera, pero alimentos ligeros que te aporten energía. No caigas en el error de salir a correr después de una comida de empresa o familiar.