En el mundo del deporte existen numerosos tecnicismos que dan nombre a prácticas que posiblemente hayas practicado en alguna ocasión ¿Has oído hablar del Fartlek? Hoy te vamos a contar cómo puedes mejorar tu técnica de carrera y ganar fondo.
En ocasiones, nuestro cuerpo se estanca al estar sometido a la misma intensidad de entrenamiento mucho tiempo. Lo ideal es ir cambiando la rutina para “sorprenderlo” y que no le de tiempo a relajarse.

¿Qué es el Fartlek?

El fartlek fue inventado por Gosse Holmer, el entrenador jefe del equipo olímpico de suecia, en los años 30. Todo surgió por las derrotas que sufría el corredor finlandes Paavo Nurmi, y decidió hacer cambios en la manera de entrenar.
Holmer abandonó el uso del cronómetro y creó el Fartlek, una manera de entrenamiento que “juega” con los cambios de ritmo y la velocidad . De hecho, fartlek significa juego de velocidad en sueco.

El fartlek clásico de Holmer ha evolucionado en muchas variantes a lo largo de la historia, dependiendo de los diferentes profesionales que lo han puesto en práctica. El original se realiza en un terreno natural, con desniveles y obstáculos para permitir al deportista improvisar sobre la marcha. Si se realiza sobre un terreno llano, hay profesionales que prefieren llamarlo simplemente “cambios de ritmo”.

Las sesiones se puede realizar por tiempos y distancias. En el caso de los tiempos, alternaremos intervalos de tiempo de carrera rápida con lenta. Sobre las distancias, nos enfrentamos a un “fartlek” polaco, que es una variante del sueco y en el que los tramos se determinan por distancias.
En ambos casos, no debemos someternos a un volumen de entrenamiento excesivo y no debe sobrepasar la hora de trabajo.

Beneficios de esta práctica

  • Mejoraremos la capacidad aeróbica, la resistencia al correr y nuestra forma muscular.
  • Acostumbraremos a nuestras piernas a los cambios de ritmo.
  • Aprenderemos a controlar la respiración en los ritmos rápidos.
  • Proporciona mucha variedad y diversión en los entrenamientos, ya que no existe una única rutina para practicarlo.
  • Mejora nuestro corazón. El fartlek nos ayuda a desarrollar el corazón debido a que los cambios de intensidad (velocidad y pendiente) incrementan la demanda de sangre oxigenada de los músculos. Se crea una necesidad para que el corazón bombee más sangre y nos ayuda a mantenerlo sano.

¿Cómo sería un entrenamiento de Fartlek?

Dependiendo de la forma física en la que te encuentres, necesitarás más o menos intensidad en los entrenamientos de fartlek. Nosotros te proponemos el siguiente, pero puedes ir modificando según tu capacidad y nivel de exigencia.

  • Calienta trotando lento durante unos 10-15 minutos.
  • Realiza ejercicios de saltos y tracción durante unos 5-10 minutos.
  • Corre a un ritmo rápido (no sprints) durante unos 5 minutos.
  • Recupérate andando entre 3-5 minutos.
  • Vuelve a hacer otra carrera rápida de unos 5 minutos.
  • Trota unos 10 minutos incorporando 5 sprints de 100 metros cada uno.
  • Termina la sesión de entrenamiento trotando durante unos 10 minutos.