Muchas personas que deciden incluir en sus vidas hábitos más saludables, piensan en el running. Y es que iniciarse en esta actividad, puede ser muy positivo para la salud. Si te lo estás planteando, pero te falta un último empujón, te contamos por qué deberías empezar a correr.

Empezar a correr, ¿es una buena idea?

Existen muchas razones por las que, empezar a correr, es una magnífica idea. En primer lugar, se trata de un tipo de ejercicio físico que te permite evolucionar de una forma libre sin ningún tipo de presión. Si decides hacerlo, solo tienes que vestirte con la ropa adecuada, y probarte a ti mismo poco a poco, a ver cómo responde tu cuerpo. Puedes ir aumentando el tiempo de la carrera y la intensidad, conforme vayas viendo que tus capacidades lo permiten. Si eres constante y no te dejas llevar por la pereza, que muchos días te atacará, verás cómo la evolución es bastante rápida; y cada vez te sientes más cómodo corriendo.

¿Qué te aporta empezar a correr?

Empezar a correr, te aporta un nuevo hábito saludable que te permite tomar un tiempo para ti y supone un agradable momento de desconexión. Puedes encontrar tus preferencias horarias, de manera que puedes adaptar la actividad perfectamente con el resto de tareas cotidianas. Utilizar música o escuchar el sonido ambiente, es una decisión tuya y, tanto una como la otra, te hará sentir en paz y motivado. En función de tus días, puedes adaptar el entrenamiento a tus circunstancias, por lo que nunca sentirás que fuerzas de más a tu cuerpo.

Más juventud y calidad de vida

Empezar a correr, te dotará de una mayor juventud, ya que se trata de una actividad que reduce notablemente el deterioro físico y mental que caracterizan al envejecimiento. Una buena condición física y un óptimo estado de resistencia y agilidad, te dotan de una mayor calidad de vida.

No al sobrepeso

Mantener tu peso bajo control, es otra de las grandes motivaciones por las que empezar a correr es ideal. Es una de las prácticas que más calorías consume. Además, conforme adquieres una mayor técnica, los entrenamientos pueden ser bastante largos, por lo que existe una mayor quema de grasas. Si tienes unos kilos de más, consulta nuestro post sobre correr con sobrepeso.

empezar a correr

Corazón contento

Correr de forma frecuente a una intensidad adecuada, constituye una manera muy eficaz de mantener la salud cardiovascular a raya. Se combaten problemas circulatorios y al controlar el sobrepeso, mantiene la salud en un óptimo estado, previniendo el desarrollo de algunas enfermedades. Practicar running, ayuda a mantener equilibrados los niveles de colesterol y dota a los pulmones de una mayor resistencia, mejorando la respiración y la capacidad pulmonar.

Salud a raya

Otro de los aspectos por los cuales correr ayuda a retrasar el envejecimiento, es que mantiene fuerte la musculatura y la estructura ósea. Cuando estamos inmersos en una vida sedentaria, provocamos que nuestros huesos se deterioren y se desgasten rápidamente con el paso del tiempo. Salir a la carrera periódicamente, evita esta circunstancia y te ayuda a mantenerte fuerte y con unos huesos más resistentes.

Claridad mental

A nivel mental, aporta un notable aumento de la autoestima y la confianza. Sirve de desconexión y resulta muy útil para combatir el estrés, las preocupaciones y la tensión acumulada durante el día. Como en cualquier tipo de actividad física de intensidad media- alta, se liberan endorfinas y proporciona una mayor sensación de bienestar.

Sueño reparador

Si empiezas a correr, notarás cómo te sientes más relajado y cómo tu descanso se ve favorecido. La actividad física facilita un sueño reparador y eficaz, tan importante para tu salud y para poder rendir de forma efectiva.

Círculo social

Además de todo ello, correr es un tipo de ejercicio físico que potencia la socialización. Existen grupos de running con los que puedes practicar; de este modo, te pones a prueba, conoces gente y amplías tu, tan necesario, círculo social. En caso de no encontrar un grupo formado, puedes crear el tuyo propio con amigos, familiares o gente de tu entorno.

empezar a correr

¿Qué aspectos debes tener en cuenta para empezar a correr?

1.Invierte en material: es muy importante que inviertas en unas buenas zapatillas y ropa adecuada. Aunque seas principiante, dar tus primeros pasos con la vestimenta apropiada puede hacer que tus sensaciones posteriores sean mejores. Ponerte cualquier cosa podría provocarte dolencias o molestias que te hicieran desistir en el intento. Descubre algunos consejos para elegir tu ropa de running.

2.Despacito y con buena letra: no quieras empezar por todo lo alto. Tu cuerpo necesita adaptarse a la nueva rutina. Si empiezas corriendo 10 minutos y sientes que no puedes más, anótalo en un diario de entrenamiento y observa tu evolución con el paso del tiempo.

3.El descanso es parte del trabajo: tal vez sientes una gran motivación y ya estés pensando en apuntarte a la próxima carrera de tu pueblo. Está bien marcarse objetivos, pero sé realista con la evolución y da pasos seguros.

4.La alimentación es parte de un estilo de vida saludable: otro de los grandes beneficios de empezar a correr, es que te genera la necesidad de cuidarte en todos los aspectos que envuelven tu vida. Una mejor alimentación te hará sentir bien, te mantendrá sano y te permitirá ser más productivo en tu desarrollo deportivo.