El método Burt es un sistema de entrenamiento que puede ser útil para corredores que quieren conseguir aumentar la velocidad y reducir el tiempo en el que realizan un kilómetro. Por ejemplo, si tu objetivo es correr a 5 minutos el kilómetro, este sistema dice que debemos entrenar solo a esa velocidad, durante todo el tiempo que podamos. Lógicamente, tenemos que tener una condición física que nos permita lograrlo. Si la velocidad que buscamos es superior a nuestras posibilidades, estaremos ante un problema.

Céntrate en el ritmo

Marshall Burt fue el creador de esta planificación de entrenamiento basada en el rendimiento en competición. Este hombre fue un entrenador de deportistas de élite, y tenía una idea muy clara: «para correr rápido, hay que correr a la velocidad objetivo, por poca que sea la distancia que recorras«. Como decíamos antes, si tu ritmo objetivo es correr una carrera a una media de 4 minutos el kilómetro, debes entrenar siempre (sin importar demasiado la distancia) a esta misma velocidad.

Su creador defiende que hay que sumar el máximo de minutos posibles a la velocidad que deseamos, descansar 1-2 días y volver a entrenar. Así que, a diferencia de otros métodos de entrenamiento, aquí no se tiene en cuenta ni pulsaciones ni VO2 máximo; tan solo la velocidad y el ritmo por kilómetro.

Simplifica tu entrenamiento

Tan solo tenemos que incrementar poco a poco la distancia recorrida a la velocidad objetivo. El método Burt es un entrenamiento continuo e intenso, por lo que exige una demanda física elevada, en la que el descanso es fundamental. Ten en cuenta que es correr a un máximo en cada día de entrenamiento. Es importante que la evolución sea progresiva. No pretendas bajar 2 minutos en una semana. Los expertos recomiendan hacer una o dos series al ritmo máximo que queramos alcanzar.

Es lógico que cuanto más corta sea la distancia, antes conseguirás objetivo. No quiere decir que este sea el único modo de entrenamiento que te permita lograr el objetivo, pero si no tienes a un entrenador personal que te asesore, el método Burt es una buena manera de entrenar bien y de forma efectiva; además de maximizar el rendimiento en una carrera de corta duración.

¿Tiene alguna desventaja el Método Burt?

No todo iba a ser un paseo de rosas. Si corres más despacio del ritmo que quieres conseguir, el sistema muscular y nervioso no estarán rindiendo de manera óptima, como el método exige. Por tanto, no conseguiremos alcanzar nuestra meta. Además, hay que tener en cuenta que si no estamos en una buena forma física, tampoco servirá. Lo primero que deberíamos hacer el trabajar la capacidad aeróbica para que este sistema de entrenamiento funcione.

De no ser coherente con la forma física y la exigencia, es muy posible que se aumente el riesgo de lesión o una decepción por no conseguir el objetivo previsto. También hay que pensar en que no es lo mismo usar este entrenamiento para una carrera de 5 kilómetros que para una maratón. Dicho esto, es posible que no funcione para todo tipo de deportistas. No pierdes nada por probar, y si no funciona en tu caso, habrás conocido una manera diferente de intentar bajar tu marca.