Sigue estos consejos si vas a correr una maratón

Las maratones pueden ser muy duras y eso se debe a que dependen de varios factores, por ejemplo, el clima, la inclinación del recorrido, si hemos entrenado el tiempo suficiente, si estamos mentalmente fuertes y positivos, etc. Para alcanzar la meta en las mejores condiciones posibles vamos a enumerar una serie de consejos para correr una maratón.

Se trata de consejos básicos, pero muy importantes y que debemos poner en práctica si tenemos en mente correr una maratón en los próximos meses o en las próximas semanas.

Chequeo médico

Tanto si estamos acostumbrados a correr, como si no lo estamos, debemos pasar por la consulta de un médico y que nos realicen un chequeo y saber así que todo está en orden y podemos seguir practicando deporte de alta intensidad.

Es importantísimo estar seguros que nuestro estado de salud es el óptimo para realizar deporte, y más si el esfuerzo físico va a ser elevado, como puede pasar en verano con altas temperaturas, o en invierno con temperaturas y sensación térmica por debajo de los 10 grados.

Si queremos ser profesionales, y no quedarnos solo en un análisis de sangre, electrocardiograma y pruebas de capacidad pulmonar, podemos requerir la prueba de esfuerzo, más conocida como RMD. En ella pondremos a prueba nuestro sistema cardiovascular y pulmonar y los resultados arrojarán luz verde, naranja o roja.

Conoceremos nuestros umbrales de ejercicio aeróbico y anaeróbico. Unos umbrales que nos servirán de indicativo y que nos harán conocer nuestros límites, si no queremos poner en riesgo nuestra vida.

Una chica realizándose un chequeo médico

Días previos a la maratón

Las semanas antes del gran día debemos tener en cuenta el entrenamiento, ya no es solo salir a correr por hacer deporte, sino que debemos medir el tiempo, el ritmo, el agotamiento, las pulsaciones, el tiempo que tardamos en recuperarnos etc.

Buscar compañeros

Practicar de porte es solitario es muy beneficiosos, pero si nos estamos preparando para una maratón, es importante entrenar también en equipo en grupo. Esto es muy positivo ya que desarrolla la competitividad y al estar en grupos, psicológicamente, nos hace más fuertes y nos anima a terminar nuestro reto y a mejorar nuestras marcas de tiempo.

Otro detalle muy importante de los compañeros y amigos es que, si ellos no participan con nosotros, es fundamental su apoyo. Es decir, pedirles que se coloquen en un punto estratégico del recorrido donde podamos verlos y oírlos, de esta forma, nos darán fuerza y energía positiva.

La música

Puede parecer una tontería, pero una buena playlist puede ayudarnos a aguantar todo el recorrido sin venirnos abajo. Hay quienes prefieren usar sus entrenamientos para aprender nuevos conocimientos, ya que eso les ayuda a relajarse y a distraer la mente, en lugar de estar pensando en cada zancada, en acelerar, en el que se nos ha cruzado y en llegar rápido a la meta.

Esos pensamientos se consideran intrusivos y juegan en nuestra contra. Una cosa es tener focalizado el objetivo y otra machacarnos mentalmente a nosotros mismos, por eso necesitamos aliviar la mente, y en ese caso entran las playlist infinitas, los audiolibros o similares.

Un corredor siguiendo los consejos para una maratón

Estudiar el recorrido

Es de vital importancia conocer el recorrido y saber en todo momento como es el suelo, que hay en las aceras, si estamos cruzando un parque, si vamos cerca de la playa, o estamos en una avenida principal.

¿Para qué sirve esto? Muy sencillo, para ver cómo soportamos, y enfrentamos, cada tramo y saber en qué momento nos debilitamos. Algo muy bueno que tiene conocer cada metro del recorrido es que minimizamos el riesgo de caídas, ya que sabemos si hay escalones, si el asfalto con lluvia es resbaladizo, por donde incide el Sol, etc.

Entrenamiento premaratón

Antes de hacer frente a una maratón, tenemos que tener en cuenta una serie de consejos muy importantes que nos van a ayudar a que ese día se desarrolle con normalidad, y estemos tranquilos y a gusto.

Calentamiento

Con muy cuidado empezamos a trotar levemente hasta ir subiendo el ritmo y cuando veamos que el cuerpo ya ha entrado en calor y está activo, nos podemos poner a calentar otras partes del cuerpo, estirar, usar pesas de arena, o similares.

Bajo ningún concepto debemos ponernos a correr directamente sin antes haber activado y calentado el cuerpo, ya que un mal paso o un salto y podemos lesionarnos de la forma más tonta.

Hacer unos kilómetros de más

Otro de los consejos para una maratón que nos puede parecer una absurdez, pero no lo es. Si la maratón es de 10 kilómetros y nosotros nos acostumbramos a correr 15 kilómetros, estamos creando una ventaja física y mental (sin llegar a sentirnos prepotentes o creer que estamos más preparados que el resto).

Además, el día de la maratón no será un día normal y corriente, sino que habrá nervios, miedo, inseguridad, vergüenza, etc. Todo eso puede debilitarnos, así que ir «un poco sobrados» puede ser un beneficio importante.

Una mujer siguiendo los consejos para una maratón

Crear una estrategia

Esto nos ayudará si el día del maratón los nervios nos invaden y nos cuesta actuar o decidir con rapidez. Un guion o estrategia, junto con el conocimiento del terreno, nos ayuda a afrontar la situación.

De esta forma, sabemos qué hacer en todo momento. También es importante dejar algo de margen para posibles inconvenientes, por ejemplo, que la carrera empiece 20 minutos tarde, que hayan cambiado parte del recorrido por una obra o accidente, etc.

Alimentación e hidratación

Aparte del entrenamiento, hay dos cuestiones de vital importancia una es al alimentación y potra la hidratación, tanto en los días previos a la maratón, como durante esos días y en los posteriores para que el cuerpo se recupere adecuadamente.

En los días previos a la maratón hay que comer solo aquello que sabemos que nos sienta bien, nada de atracones y evitar comidas pesadas y que nos pueden dañar o producir gases, diarreas, vómitos, sensación de malestar etc.

Lo que sí es aconsejable es aumentar la cantidad de hidratos y proteínas, pero para nada es algo obligatorio. Depende de cada cuerpo y las necesidades que tengamos.

Beber agua sin obsesionarse, es decir, no más de 2 litros al día. Mejor agua sin gas y natural (nada de temperaturas extremas. Si queremos ahorrar dinero y plástico, podemos usar algún tipo de sistema de filtrado, como jarras con filtro o grifos especiales que se están poniendo tan de moda. Si no queremos, no importa, el agua del grifo es igual de válida.

Cuidado e higiene

A priori puede parecer una tontería, pero tener las uñas cortadas, los callos quitados, la piel hidratada, el pelo recogido y no depilarnos un día antes de la carrera (para evitar los picores), soluciona muchas de las microdistracciones que pueden fastidiarnos el día de la maratón.

Siguiendo con la higiene, estar bien aseados, y sentirnos limpios y olorosos, es un mensaje positivo para el cerebro que produce satisfacción y felicidad. Todo lo que sea positivo, nos ayudará en el gran día.

Dentro de los cuidados también entra el sueño y el descanso. Si nos estamos preparando para una maratón, nuestros hábitos de sueño no deben trastocarse, o estaremos muy cansados el día de la carrera. No es buena idea cambiar de almohada, ya que puede producir contracturas musculares, de igual forma, no es conveniente usar medicamentos para dormir o remedios caseros para inducir el sueño.

Un hombre lavandose la cara en la ducha

Equipamiento

Entre los consejos para una maratón no podíamos olvidarnos de hablar de la equipación. Es importantes vestirnos adecuadamente de los pies a la cabeza. Hay dos premisas que se van a repetir mucho: no estrenar ropa ni calzado y no olvidarnos de las muñequeras o cintas para que el sudor no nos moleste durante la carrera.

Zapatillas y calcetines

Empezando por las zapatillas y los calcetines, tienen que ser calcetines que permitan que el pie transpire y a la vez absorban el sudor. Es importante que no se mueven, sí que mantengan su estado durante toda la maratón. Decimos esto porque hay calcetines que empiezan a escurrirse por el pie y nos hace sentirnos incómodos y nos pueden provocar ampollas y rozaduras.

Con respecto a las deportivas, deben ser las mismas con las que hemos entrenado, no vale decir «son el mismo modelo, pero nuevas». Un error muy común, por mucho que sea el mismo modelo, al ser nuevas no están adaptadas a nuestro pie y van a provocarnos dolores.

Ropa perfecta para cada ocasión

A parte de los consejos para una maratón que hemos dado en este texto y, sobre todo, los del apartado de días previos a la maratón. Debemos decir que es tan importante conocer el recorrido como conocer la climatología.

En base a esta debemos preparar nuestra ropa, pero nada de estrenar ropa, por muy bonita que sea. Es importante pensar en que, si habrá calor, por ejemplo, 30 grados, nosotros debemos pensar que habrá 35 y usar la ropa más fresca, cómoda y transpirable que encontremos.

Entre los nervios, el estrés, el ejercicio y demás, nuestra temperatura corporal será superior a la que era durante los entrenamientos.

Sin embargo, con frío, debemos cubrir bien nuestro cuerpo, sin llegar a usar ropa que no permitan la traspiración. Si hemos entrenado con frío, cada uno sabrá sus limitaciones y hasta cuánto es capaz de soportar con cada prenda.

Una chica muestras sus accesorios antes de correr

Accesorios

Los accesorios son muy importantes, y más aún tenerlos cargados. Si vamos a usar el móvil para la playlist o los audiolibros, lo mejor será usar un móvil viejo para no recibir distracciones como notificaciones de correos electrónicos, mensajería, y similares.

Otra opción es usar nuestro móvil, pero silenciar todas las notificaciones y usar solo la app de música. En la actualizad hay relojes inteligentes con capacidad para guardar canciones y se conectan por Bluetooth a los auriculares, así nos ahorramos el paso de cargar con el móvil.

Hay otros accesorios importantísimos y que no podían faltar en este recopilatorio de consejos para una maratón. Nos referimos a las muñequeras y cintas para limpiar, recoger y absorber el sudor. Eso unido a unas buenas gafas de Sol y a una gorra que nos proteja de los rayos solares.