En alguna ocasión seguro que has oído hablar de los estudios biomecánicos que se realizan a deportistas para conocer el tipo de pisada que tienen y así mejorar su rendimiento. No importa cuál sea tu nivel de corredor, ni la edad o el sexo; el estudio biomecánico en 3D es recomendable incluso para personas que padecen problemas del tren inferior (cadera, rodillas, tobillos, pies) y quieren mejorar.

Sus beneficios son múltiples, sobre todo a nivel informativo. Antiguamente, los deportistas no tenían a su disposición tantos avances que les permitieran conocer las variables que influían en sus entrenamientos. Gracias al boom del deporte y del running, este tipo de estudios ha ido tomando presencia hasta convertirse en un examen que puede realizar cualquier por un precio razonable.

Decrece el riesgo de lesiones

Conocer cómo es nuestra pisada nos ayudará a preservar nuestra salud de mejor manera. Practicar running es una actividad que deriva en lesiones si no tenemos una buena técnica de carrera. Cuanto mejor sea nuestra técnica, menos impactos negativos absorberá nuestro cuerpo.
Lo cierto es que esto no va a impedir al cien por cien que aparezca algún tipo de lesión. Se reduce el porcentaje, sí, pero existen otros factores que no podemos controlar y que afectan directamente.

Optimizas el rendimiento deportivo

Con el estudio biomecánico 3D no solo podemos minimizar el número de lesiones, sino que también conoceremos cómo es nuestra economía de carrera, la fuerza que realizamos en cada impacto, comparar ambas piernas, las cargas que sufren las articulaciones, analizar la cadera, la rodilla o el tobillo…
Gracias a toda esa recopilación de información se puede mejorar notoriamente nuestro rendimiento.

Aprender a correr

Puede parecer obvio que todos los seres humanos sepamos correr, como también sabemos andar. Realmente, correr es algo que se debe aprender para no lesionarnos y tener un buen rendimiento deportivo. Tan solo podremos mejorar en este aspecto si aprendemos una buena técnica.
En este examen, el corredor podrá verse como si fuera otra persona y verá los errores que comete tanto en la postura, como en la pisada. Es importante ser conscientes de los fallos, y una imagen sobre nosotros mismos nos puede causar mayor efecto.

Obtienes un calzado adecuado

La mayoría de los que realizan este estudio lo hacen con el objetivo de encontrar unas zapatillas acorde a su pisada neutra, pronadora o supinadora. Incluso, también nos determinarán qué drop se necesita, qué tipo de zapatilla nos vendrá mejor dependiendo de nuestra forma de correr y objetivos, etc.