Muchos corredores encuentran en el horario nocturno su momento ideal para salir a hacer running. Ya sea porque sus rutinas no permiten otra opción, o porque es su momento preferido, es una elección deportiva tan buena como cualquier otra. Sin embargo, si vas a correr por la noche, asegúrate de estar haciéndolo con todas las medidas de seguridad indicadas.

Aunque nadie sale a correr con la idea de que pueda ocurrirle algo, es necesario tomar las medidas adecuadas de seguridad para evitar que esto suceda. Por ello, si vas a salir a correr por la noche, es imprescindible que tomes conciencia de los posibles riesgos y seas disciplinado, en cuanto al cumplimiento de ciertas normas se refiere.

Aunque creamos que desde nuestra perspectiva podemos controlar cada detalle que suceda, no es así. De noche, el entorno pierde visibilidad y podemos pasar por alto ciertos detalles. Asimismo, nosotros somos menos visibles para el entorno. Por lo tanto, la primera idea es hacernos visibles para evitar contratiempos.

Aunque generalmente, correr por la noche en la ciudad es bastante seguro, si eres de los que va por rutas poco transitadas, tus medidas deben ser aún más específicas. ¡Presta atención!

Consejos básicos para salir a correr por la noche

  • Utiliza prendas visibles y reflectantes que te permitan ser visto por los coches, bicis o viandantes que transitan la zona. Recuerda que, en este caso, tan importante es ver, como ser visto.
  • Plantéate utilizar una luz portátil para aumentar aún más tu seguridad. Actualmente, venden muchos artículos como muñequeras o tobilleras de luz led, para que las utilices de una forma cómoda y no te suponga ningún estorbo.
  • Cuando estés terminando la ruta, a la hora de volver a casa, tanto si corres como si andas, cruza las carreteras por lugares habilitados para ello.
  • Corre siempre en dirección opuesta a los coches. De este modo los verás venir y, al mismo tiempo, te verán ellos a ti con una mayor claridad.
  • Si tienes la opción de correr en grupo en lugar de hacerlo solo, aún tendréis una visibilidad mayor.
  • Corre con un documento que te identifique y con el teléfono móvil. No estás exento de alguna caída o lesión y podrías necesitar ambos. Aunque no tiene por qué ocurrirte nada, no está de más ser precavidos y facilitar las soluciones ante posibles contratiempos.
  • Aunque generalmente, correr con música te aporta motivación y fuerza, por la noche deberías dejarla en casa. Ciertos horarios requieren de tu máxima atención y la noche es uno de ellos. Así que permanece atento y concentrado.
  • Llevar una gorra, aunque pueda parecer una tontería, es muy útil si sientes que la luz de algún coche llega a cegarte. Tan solo con bajar la cabeza, la visera te protegerá de la luz.