Está de moda realizar entrenamientos paleo, con movimientos que hacían nuestros antepasados como cargar leña o caminar a cuatro patas; ahora también podemos hacerlo como los animales. Zuu es un entrenamiento basado en los movimientos que realizan los animales para desplazarse.

Puede parecer una tontería o incluso darte vergüenza, pero se queman muchísimas calorías en poco tiempo y ejercitarás casi todos los músculos de tu cuerpo a la vez. No desarrollarás hipertrofia, pero sí ganarás tonificación sin hacer series aburridas de pesas o máquinas.

¿Qué es el entrenamiento Zuu?

El creador, Nathan Helberg, es un australiano relacionado con deportes de élite y las fuerzas armadas; aunque ahora es todo un entendido del fitness y movimiento del cuerpo humano. Nathan diseñó esta rutina basada en hacer movimientos primitivos y animales con el cuerpo. Sí, caminar como un gorila, como un oso o como un cangrejo, incluso saltar como una rana podrían ser algunos ejemplos.
Existen más de 100 movimientos animales que podemos realizar durante un entrenamiento de Zuu. Estos movimientos se combinan con ejercicios aeróbicos y anaeróbicos, además de incluir 7 movimientos humanos más primarios como empujar, tirar, doblar, girar, sentadillas, saltar y correr. Te aseguramos que ejercitarás todos los grupos musculares.

Estamos ante entrenamiento de HIIT, el cual requiere una mínima condición física e ir subiendo la intensidad de forma gradual. En unos 20 minutos estimularás la fuerza de tu cuerpo y gastarás una media de 300 calorías. Pero como te decíamos, es necesario que entrenes y tengas cierta forma física antes de meterte con este método. Ya no es solo por el riesgo a lesionarte, sino porque a los 5 minutos querrás parar.

Con los años, practicar Zuu se ha convertido en una parte consolidada de los entrenamientos de pre-temporada para deportistas de élite o personas en rehabilitación que no puedan cargar más peso que el suyo propio.

Beneficios del Zuu

La quema de calorías es uno de los grandes atractivos de praticar Zuu. Hemos comentado que en una sesión de 20 minutos podemos quemar unas 300 calorías, pero en una de 45 minutos lograremos consumir unas 800-1000. Ya sabéis que cada persona es un mundo y gasta más o menos calorías dependiendo de tu cuerpo.
Por ende, nuestra condición física mejora notoriamente. Trabajamos la resistencia de nuestros músculos y, principalmente, la de nuestro corazón. Se adaptará a bombear mayor cantidad de sangre y mejoraremos su capacidad de trabajo.

Tanto nuestra resistencia muscular, movilidad, agilidad, fuerza o flexibilidad se verán mejoradas con el paso de las sesiones. Nuestros músculos del abdomen y los de la espalda baja se fortalecerán significativamente, por lo que los dolores de espalda serán casi inexistentes.

Zuu ayudará también a la pérdida de grasa corporal, reducirá la tensión arterial y estimulará nuestra circulación. Aunque ya sabéis que para notar los buenos resultados, debemos acompañarlo de una buena alimentación y un estilo de vida saludable. Con el paso del tiempo te verás más atlético y funcional.

Ventajas de su práctica

Los movimientos que realizamos son con nuestro propio peso y de forma natural, por lo que el riesgo de lesiones es bajo. Asimismo, no debemos olvidarnos nunca de realizar un calentamiento previo.

Aunque sea un entrenamiento HIIT, es bajo impacto. Está indicado para personas que tengan problemas de rodillas, por ejemplo. Sin embargo, si queremos mejorar la densidad ósea, debemos combinar el Zuu con ejercicios de mayor impacto (correr, levantamiento de pesos, etc).

Zuu tiene la suerte de poder practicarse en cualquier sitio: gimnasio, casa o al aire libre. No necesitas apenas accesorios, tan solo una esterilla para apoyarte (puedes sustituirlo por césped del parque). También podrás iniciarte dependiendo de tu nivel físico, desde principiantes hasta más avanzados.

Por último, no solo trabajarás tu físico. Tu mente será muy determinante en varios momentos. Cuando tu cuerpo te diga que “ya no puede más”, tu mente entrará en acción para forzarlo hasta lograr mejores resultados.

Riesgos del Zuu

Antes de meternos de lleno con Zuu, estaría muy bien que nos sometiéramos a una evaluación médica previa. Como en cualquier deporte es necesario saber desde qué condiciones partimos y si tenemos la capacidad. Si sufres diabetes, hipertensión, problemas cardiovasculares o de columna, lo mejor es variar los ejercicios y adaptarlos a ti.

Los resultados, por desgracia, no los vas a notar al día siguiente de tu primera sesión. Es necesario practicarlo unas tres veces por semana y en sesiones de 30 a 45 minutos. Por supuesto, no te olvides de hidratarte correctamente, con pequeños sorbos (para evitar la fatiga).

Ten cuidado con los movimientos, la mayoría de los movimientos animales no son posiciones naturales que adoptamos los seres humanos. Así que asegúrate de que estás al nivel de exigencia que se requiere.
Es posible que si has estado en alguna clase de GRIT Series o Entrenamiento Funcional, te haya tocado caminar como un gorila. Si no lo has hecho ya, anímate y verás lo divertida que se pasa la sesión.