El mundo del fitness esta en constante crecimiento. Todos los años hay tendencias nuevas, con unas mas relevantes que otras. Esto es debido, en parte, a la gran información que sale a la luz mediante estudios científicos entre otras cosas.

A continuación, vamos a ver cuales han sido las tendencias en este año a modo de resumen.

El año de la tecnología aplicada al fitness.

En octubre de 2016, la ACSM (American College of Sports and Medicine) realizo entre los profesionales del ejercicio físico una encuesta para ver cuáles serán las tendencias en fitness y salud para el próximo año, qué tipos de entrenamiento, de material o de clases estarán presentes con más fuerza en el año que está por llegar.

Como resultado de esta encuesta, resulto como primer puesto la “Tecnología Wearable”. No es de extrañar, ya que la tecnología es una herramienta que cada vez se aplica a mas campos.

Ahora que estamos terminando el 2017, podemos concluir, que esta predicción no fue una equivocación. Esta tecnología ha tenido gran auge en la sociedad, popularizándose los smartwatches, dispositivos de seguimiento de actividad, monitores de frecuencia cardiaca y dispositivos de seguimiento GPS.

Este tipo de dispositivos, son de gran utilidad a la hora de prevenir el sedentarismo y darnos un toque de atención los días que estemos menos activos. Sin embargo, no deben de ser una referencia a la hora de calcular la ingesta calórica, ya que el gasto calórico que nos muestran estos dispositivos esta alejado de la realidad.

Entrenamiento con peso corporal, HIIT y entrenamiento de fuerza.

Estos tres tipos de entrenamiento llevan varios años siendo tendencia, en especial, el entrenamiento de fuerza.

El entrenamiento de fuerza se ha visto en auge debido a la multitud de estudios que avalan su importancia para el rendimiento en otros deportes, así como prevención de ciertas enfermedades.

Entrenamiento en grupo, irrumpiendo en 2017.

El entrenamiento en grupo ha sido una tendencia que ha irrumpido en 2017 con gran relevancia.

Sin duda, hay un gran auge del fitness y una concienciación de la población de combatir el sedentarismo. Esto ha llevado a que gran parte de la población acuda al gimnasio.

A gran parte de la población le resulta aburrido ir al gimnasio, realizar su correspondiente rutina individual e irse del gimnasio. En este punto, las clases en grupo ofrecen una forma atractiva y divertida de realizar un entrenamiento.

Las rutinas en grupo tienen un gran componente socializador. Este tipo de clases motivan a las personas con menos fuerza de voluntad, debido a la influencia colectiva. A parte de esto, sirven para aumentar la socialización con el resto de la población.