Por cuestiones de localización, tiempo o climatología, practicar surf no está al alcance de todo el mundo. Se suele decir que en el mundo del deporte no hay nada que no esté ya inventado, pero al menos no paran de salir ideas curiosas. Si podemos correr en una cinta de gimnasio, ¿por qué no surfear en la sala fitness? Te contamos en qué consiste el Surfset y cuáles son sus beneficios.

Todas las ventajas del surf, sin mojarte

Surfset es la versión más fitness del surf sin la necesidad de tener que enfundarnos un traje de neopreno ni pisar la playa. Las vistas no serán las mismas, evidentemente, pero la experiencia es tan similar como notar que estás en la cresta de una ola. Mike Hartwick, ex jugador de hockey, es el creador de esta disciplina que nació en 2012, aunque ha sido David Domínguez el encargado de potenciar este deporte en España.

Trabajar con la inestabilidad de la tabla ayuda a combinar entrenamientos de fuerza, cardio, flexibilidad y equilibrio, por lo que es una rutina perfecta para entrenar de forma completa.

Mantenernos en equilibrio provoca que se mejore la estabilidad de las articulaciones durante el movimiento, se aumenta la fuerza del core, se corrige la postura para prevenir lesiones y se reducen los impactos en las rodillas y tobillos que normalmente se producen en los entrenamientos de cardio.

¿Existe alguna opción asequible?

Quizás os estaréis preguntando si se pueden realizar este tipo de entrenamientos con algún otro tipo de material que no sea una tabla de surf. Normalmente, en los entrenos de fitness se usan las pelotas suizas o el bosu para crear inestabilidad y potenciar la fuerza de nuestro core y equilibrio.

Si en tu gimnasio o ciudad tienes complicaciones para realizar Surfset, puesta por estos dos elementos para crear rutinas similares. En caso de ser surfista y querer entrenar saltos a la tabla, puedes realizar pequeñas carreras y saltar encima del bosu para mantener el equilibrio. También puedes usarlo para realizar flexiones, abdominales, sentadillas…