Estoy segura de que no es la primera vez que escuchar eso de «superserie». Muchos aficionados al fitness o amantes del CrossFit usan este término para realizar ciertas rutinas de entrenamiento, ¿pero sabes qué es realmente? En realidad no es más que una manera de entrenar para ahorrar tiempo en el gimnasio, minimizando el tiempo de descanso. Es decir, pasar de un ejercicio a otro sin descanso.

Para entrenar con superseries tan solo necesitarás un mínimo de dos ejercicios distintos. Esto hace que puedas entrenar grupos musculares totalmente opuestos, como el pecho y la espalda. Incluso, también puedes escoger dos ejercicios que trabajen el mismo grupo muscular.

¿Por qué la gente hace superseries?

Sin duda, el mayor beneficio de introducir este tipo de entrenamiento es que maximizamos el tiempo que estamos sudando. Tú determinarás la intensidad, ya que puedes introducir más ejercicios en un período de tiempo más corto.

Si entrenas grupos musculares opuestos, puedes estar descansando esos músculos, aunque realmente no estés parado (ya que estarás haciendo el siguiente ejercicio). En el caso de hacer ejercicios del mismo grupo muscular, conseguirás que el agotamiento del músculo sea más rápido. Además, es mucho más motivador que hacer un mismo ejercicio una y otra vez hasta lograr la fatiga muscular que quieres.

Aunque no hay muchos estudios que hayan analizado en profundidad los entrenamientos con superseries, sí que señalan que podemos obtener varios beneficios. Por ejemplo, las superseries pueden disminuir el tiempo de entrenamiento sin perder efectividad, según esta investigación. Además, otro estudio destacó que realizar superseries en los mismos músculos genera un mayor esfuerzo y daño muscular. Es decir, obtendremos mayores ganancias de fuerza.

¿Existe algún tipo de inconveniente?

Realizando entrenamientos normales, no. Es decir, lo único que debes vigilar es que no te excedes en el número de series o no levantas un peso excesivo. Todo lo que sea sobrecargar nuestro cuerpo acabará quemándonos, bajando el rendimiento y favoreciendo a caer lesionados.
Uno de los errores más comunes que cometen las personas es realizar demasiadas repeticiones. Optan por cargas de peso más ligeras y tratan de ver cómo de rápido son capaces de moverse. Piensa en que tu objetivo está en descansar poco, no es hacer todas las repeticiones en un tiempo récord.

Con las superseries vas a generar una resistencia muscular de manera natural. Por lo que debes elegir un peso con el que te veas capaz de realizar el entrenamiento completo, pero sin ser demasiado desafiante. Enfócate en sentir un agotamiento muscular al final de cada serie completada. Menos repeticiones y mayores cargas.

¿Quién debería hacer superseries?

Las superseries funcionan bien para cualquier persona que busque fortalecerse. Es una buena opción para las personas a las que les encantan los ejercicios cardiovasculares (bicicleta, correr), ya que pueden realizar un entrenamiento de fuerza sin demorarse mucho en el tiempo. Así que si estás super ocupado en tu día a día, las superseries son tu mejor opción.