Sh’bam de Les Mills: bailar y perder calorías

Sh’bam de Les Mills: bailar y perder calorías

Sofía Pacheco

Sh’bam es la competencia del zumba o, mejor dicho, la alternativa. Se trata de una práctica deportiva que mezcla bailes sencillos con los mejores monitores de Les Mills. Se trata de un deporte alegre, dinámico y divertido que nos ayudará a mejorar nuestra forma física, e incluso a perder peso y liberar estrés del día a día.

Sh’bam, es una alternativa al zumba muy alegre, apto para todas las edades y es perfecto para personas que tiene poco tiempo libre, ya que son clases cortas de máximo 40 minutos. Se admiten tanto hombres como mujeres.

¿Qué es Sh’bam?

El Sh’bam se considera como alternativa al zumba y es perfecto para quienes quieren mejorar su forma física sin necesidad de coger peso o hacer máquinas. Es un entrenamiento de baile basado en cardio con énfasis en la diversión. Se trata de clases cortas de menos de 45 minutos y donde se pone música actual, principalmente latina, y se realizan coreografías con las que ponemos a funcionar todos los grupos musculares.

Son bailes sencillos, así que cualquiera puede seguirlos, por eso decimos que es una práctica deportiva apta para todas las edades. El único contra es que a veces tienen bailes muy sensuales, y puede que no todo el mundo sea tan abierto como para realizar ciertos movimientos en público.

¿Cómo se practica?

Sh’bam está compuesto por coreografías que se aprenden clase a clase, por lo que se recomienda estar desde el inicio de las presentaciones de la nueva temporada. Dependiendo del centro que imparta esta modalidad deportiva, lo organizarán de una forma u otra. Es decir, puede que una misma coreografía se practique durante varias clases, o en cada clase haya una sola coreografía diferente a la anterior.

Es simplemente bailar de forma enérgica y mantenernos en forma divirtiéndonos, escuchando música de moda y soltando estrés y liberando endorfinas que nos harán estar más felices y después descansaremos mucho mejor. El entrenamiento se inicia con movimientos básicos de calentamiento, después se inicia la coreografía con pasos sencillos a repetir tras el instructor de la clase. Poco a poco se va subiendo la intensidad hasta que la clase de 45 minutos finaliza y comienzan los estiramientos. Cada sesión tiene un máximo de 12 tracks, o canciones.

Un ejemplo de una sesión de Sh’bam sería:

  1. Movimientos básicos para calentar. Normalmente se mueven los hombros, el pecho, las caderas y los dedos de las manos.
  2. Luego empieza la coreografía con combinaciones de bailes fáciles. Normalmente tienen una duración máxima de 35 minutos. En estos tracks encontraremos canciones de alta intensidad y fases de recuperación.
  3. Al terminar, se harán una serie de estiramientos para recuperar las pulsaciones y relajar los músculos

Se recomienda tener ropa cómoda para bailar, concretamente ropa técnica. Esta ropa es especial para sudar y transpirable, así aguantaremos mejor el ritmo y no sentiremos una sensación extra de cansancio y agobia al notar la ropa mojada y pegada al cuerpo. También se aconseja usar calzado cómodo con suelas anti resbalones.

personas haciendo sh'bam de les mills

¿Ayuda a perder peso?

Sí que podemos perder peso, ya que los expertos calculan que en una clase de Sh’bam se pierden unas 510 kilocalorías. Independientemente de la forma física que tengamos, con este deporte conseguiremos mover todo el cuerpo, mejorar nuestro estado físico, aumentar la capacidad pulmonar, entre otros beneficios que veremos a continuación.

Si nuestra intención es bajar de peso sin matarnos demasiado en un gimnasio. O igual la sala de máquinas o las clases de spinning no nos motivan, pues seguro que estas clases rápidas de baile sí que consiguen mantener nuestra motivación y nuestra autoestima.

Para obtener mejores resultados, se recomienda realizar esta actividad entre dos o tres veces por semana. Lo más normal es que en nuestro centro solo lo realicen dos veces por semana, así que si queremos potenciar nuestro buen estado físico podemos probar a intercalar con otro tipo de entrenamientos, salir a correr o hacer Tabata, entrenar en casa, etc.

Ventajas de Sh’bam

Sh’bam es un entrenamiento que presenta movimientos inspirados en varios estilos de baile latinoamericano, interpretados con música. Se ha convertido en un entrenamiento popular y de moda en todo el mundo gracias a Les Mills. Y no solo por los amantes del baile, sino por los beneficios en la salud.

Quema calorías

Entre los principales beneficios tenemos la pérdida de peso, que ya hemos visto antes que conseguimos perder más de 500 kilocalorías de media en una clase de 35 minutos. Es una media bastante alta, ya que para gastar 500 calorías tenemos que correr unos 5 kilómetros, nadar una hora o montar en bici a unos 15 kilómetros por hora durante una hora.

Así pues, estas clases de Sh’bam son muy rentables, si nuestra intención es ponernos en forma y perder peso. Se pueden combinar con las de zumba si queremos aumentar la quema de calorías.

Mejor resistencia cardiovascular

Otro de los beneficios es que mejora la resistencia cardiovascular y eso es gracias al entrenamiento interválico, como sucede en los entrenamientos de HIIT. También mejoramos la coordinación por lo que es bueno para adultos mayores (más de 50).

Si estamos en plena menopausia, el ejercicio físico es fundamental, junto con una muy buena alimentación. Todo esto hará disminuir los efectos negativos de la menopausia como los sofocos y la pérdida de masa ósea. Esta actividad deportiva ayuda a fortalecer los huesos y a retrasar la pérdida de densidad, por lo que es un ejercicio perfecto para mujeres mayores.

Mejora la coordinación

A pesar de mantener tu ritmo cardíaco alto, Sh’bam también involucra una serie de movimientos que pueden ayudarnos a promover la coordinación.

Estos movimientos mantienen el cuerpo en buena forma y nos ayudan a mejorar el equilibrio. Nos ayuda a mantenernos flexibles y mantener un buen rango de movimiento. Como este tipo de ejercicio incorpora movimientos de baile, lentamente comenzaremos a coordinar varias partes del cuerpo para ejecutar estos movimientos.

Reduce el estrés

Otro de los beneficios, y por los que mucha gente lo practica es que nos ayuda a desestresarnos a la vez que practicamos deporte sin ser de alta intensidad, nos divertimos y mejoramos nuestra autoestima. El baile siempre se ha señalado como uno de los mejores recursos para cuando estamos atravesando malas épocas emocionales. Es por esto que el Sh’bam es una muy buena opción si queremos un combo entre perder peso, mejorar forma física y ganar autoestima.

personas haciendo sh'bam

¿Quién no puede hacerlo?

Sinceramente, todos pueden practicar estas clases de baile, salvo que tengamos algún tipo de enfermedad coronaria, ya que es una actividad de intensidad moderada. Puede practicarse en niños menores de 16 años, siempre que estén bajo supervisión. Sin embargo, hay que tener especial cuidado con personas muy mayores, ya que pueden sufrir fracturas con los giros y movimientos bruscos.

Tampoco se recomienda para aquellos que tengan lesiones en piernas, brazos y espaldas, ni tampoco para las mamás que han dado a luz hace menos de 3 meses. Hay que tener mucho cuidado, son bailes, sí, pero la intensidad es moderada. Cualquier lesión en brazos o piernas puede agravarse y si tenemos problemas de espalda, pues peor.

¡Sé el primero en comentar!