¿Alguna vez has visto a alguien realizar sentadillas pero bajando solo un cuarto de sus posibilidades? Hay quienes realizan un rango de movimiento corto por falta de flexibilidad o por pura vagueza. Sobre todo si están compitiendo por ver quién realiza más repeticiones en menos tiempo.
Lo cierto es que podemos sacar partido a ambos rangos de movimiento, tanto completo como parcial. Un estudio publicado en el Journal of Strength and Conditioning intentó explicar dónde deberíamos dibujar la línea en el rango de movimiento.

¿Rango de movimiento completo o parcial?

La investigación duró 12 semanas y, durante ese tiempo, los voluntarios hicieron trabajo de piernas 3 días a la semana. Un grupo realizó entrenamiento de pierna de 0 a 50 grados, mientras que el otro grupo hizo el mismo trabajo de 0 a 90 grados. El entrenamiento fue bastante intenso, formado por diferentes estilos de sentadillas y otros ejercicios de piernas que se hicieron durante los 3 días.

Y sí, nuestro sentido común no falla. Después de esos tres meses, la fuerza y ​​el tamaño de los músculos fueron mayores en el grupo con el rango de movimiento más largo. Los investigadores también tomaron medidas las reservas de grasa dentro del músculo trabajado y se dieron cuenta de que se había reducido más en los que habían trabajado con el rango de movimiento más largo.
Pero no todo son palabras bonitas para el rango más amplio, los científicos señalan que los más cortos permiten cargas mayores, y por eso pueden ser más superiores. Y como suponían que esto iba a pasar, en el estudio soportaron un peso mayor que el otro grupo, concretamente entre un 10 y 25% más. Aunque ni esa variable les hizo obtener mejores resultados.

Menos peso y mayor carga

Los investigadores quisieron ir un poco más allá del rango de movimiento y analizaron cómo influye la carga interna directamente en el músculo. Conforme que la biomecánica cambia a lo largo de una sola repetición, también lo hace la carga interna, aunque el peso levantado no cambie. Así que descubrieron que la carga en el rango de movimiento más largo era en realidad mayor a pesar de que los voluntarios estaban levantando menos peso.Es decir, menos peso se considera una mayor carga en el músculo.

El estudio puedes interpretarlo en algunos ejercicios; por ejemplo, los 90 grados difícilmente los lograrás en una sentadilla.