A menudo se escucha a ciertas personas decir: “quiero perder grasa del abdomen” o “quiero quitar grasa del glúteo”. Además, para intentar llevar a cabo este objetivo, intentan hacer multitud de repeticiones y series de esa zona en particular. Esto es un grave error, que te llevara a un fracaso rotundo.

En este articulo explicaremos la veracidad de la quema de grasa localizada.

Estimular continuamente un grupo muscular para inducir la quema de grasa

Si estás pensando en que hacer miles de repeticiones de abdomen, glúteo u otra zona va a generar una pérdida de grasa en este, estas es un error.

Numerosos estudios científicos han comprobado este hecho con sujetos que entrenaban solo una de las extremidades (la dominante) durante varias semanas. Se pudo observar que la perdida de grasa inducida por ambas extremidades había sido la misma.

En conclusión, si quieres perder grasa no te centres en fatigar esa zona en concreto. Realiza un buen entrenamiento con intensidad que estimule todo el cuerpo para asegurarte preservar la masa muscular.

Céntrate en los principios básicos

Perder grasa de forma localizada en una determinada zona del cuerpo no se puede. Para perder grasa en una zona determinada, simplemente tendrás que perder grasa de tu cuerpo y reducir el porcentaje graso.

Déficit energético

¡Come menos calorías de las que gastas!

Así de simple. Este es el secreto y el principio básico por el que debes regirte para la perdida de grasa. Un correcto déficit energético obligará al cuerpo a obtener sustrato energético de las reservas de energía.

Entrenamiento

Realiza entrenamientos de musculación de alta intensidad. Centrarnos únicamente en perder grasa y olvidarnos de mantener la musculatura es un error. Principalmente, si perdemos masa muscular, nuestro ritmo metabólico basal se verá reducido, por lo que nos dificultará la tarea de perdida de grasa.

Aumentar el gasto calórico (cardio o HIIT)

Como dijimos anteriormente, el déficit energético es el principio básico por el que debemos regirnos. Podremos utilizar herramientas como el ejercicio aeróbico o HIIT para aumentar el gasto calórico, y así poder complementar el déficit energético.

Genética

Los hombres suelen acumular mayor porcentaje de grasa en la barriga y lumbares. Sin embargo, las mujeres suelen acumularla en los glúteos, caderas y piernas. Como norma general, esto suele ser así. Sin embargo, tu genética será la que te predisponga a acumular mayor porcentaje graso en una zona u otra. Además, la genética también va a tener mucha influencia a la hora de decidir de que zona se quemará antes la grasa.

Todos conocemos el típico caso de un hombre que acumula gran cantidad de grasa en la parte de delante de la barriga, pero, sin embargo, en la zona de las cartucheras apenas acumula. De forma análoga, hay multitud de casos de hombres que la zona de mayor acumulación de grasa son las cartucheras.