Si nos estancamos en el progreso de la recomposición corporal, pueden ser varios factores que pueden influir. A continuación, nombraremos los principales factores que pueden estar provocando un estancamiento en el gimnasio.

Tener bien claro nuestro objetivo

Lo primero que debemos de hacer en un plan nutricional y de entrenamiento es definir nuestro objetivo, ya que el camino a seguir para perder grasa no será el mismo que para ganar masa muscular o para rendir al máximo en un triatlón.

¡Define tu objetivo!

Si desde hace un tiempo no observas progresos, quizás deberías de echar un vistazo a tus objetivos, y ver como has estructurado el camino para conseguir esos objetivos.

Revisión y reestructuración de la dieta

Si hace algún tiempo que no progresas en cuanto a recomposición corporal, uno de los principales factores que pueden estar influyendo es la dieta.

Si tu objetivo es perder grasa y hace algún tiempo que te ves igual en el espejo y tampoco bajas de peso, deberías revisar tu plan nutricional.

Primeramente, deberíamos revisar si las calorías que estamos consumiendo son realmente las que tenemos como objetivo. Este es uno de los principales factores a la hora de perder grasa, ya que, si necesitamos un déficit calórico para adelgazar y no lo estamos realizando, casi con toda seguridad, no vamos a perder grasa.

¿Estas contando los picoteos a media mañana o el azúcar que le añades al café? ¿y el aceite que agregas a la sarten cuando cocinas los alimentos?

Habitualmente, creemos estar consumiendo unas determinadas calorías, pero cuando nos ponemos a revisar y calcular todo detenidamente resulta que estamos consumiendo un margen bastante más alto.

Revisión y reestructuración del entrenamiento

En caso de que hayas revisado tu plan nutricional, hayas sido realista con las calorias consumida y sigas sin saber el porque de tu estancamiento, procederemos a revisar el plan de entrenamiento.

Llegados a este punto, podemos suponer que se esta realizando un correcto trabajo de pesas, ya que no se puede pretender un correcto progreso en la recomposición corporal únicamente con ejercicio aeróbico.

Sabiendo esto, primeramente, el plan de entrenamiento debería de adecuarse a tus necesidades fisiológicas, estructurales, etc. Sobre todo, el plan de entrenamiento debe adecuarse tu objetivo (no vale con ir al gimnasio y hacer las maquinas que me apetezcan ese día).

Para ello, el mejor consejo seria acudir a un profesional que pueda proponer un plan de entrenamiento adecuado a tus objetivos y a ti. Sin embargo, a modo general, un entrenamiento debería de cumplir con unos principios básicos de intensidad, volumen o frecuencia. Quizás el mas importante sea la intensidad, ya que sin una correcta intensidad será difícil estimular la musculatura. En este articulo publicamos una rutina para principiantes con la que logrará una buena base.