Existe una corriente que todo lo denomina Fit o Fitness, ¿pero sabrías decirme en qué consiste realmente? ¿Ser fitness es ser un mazado de gimnasio que solo se alimenta de arroz con atún? El término, que tan de moda se ha puesto en los últimos años, ha derivado en entenderse como cada uno prefiera. Algunos se refieren al estilo de vida saludable, otros a ser unos obsesos del gimnasio, otros a cuidar la alimentación…

Ser fitness engloba una serie de características que muy pocas personas conocen. Para ello es necesario que conozcas por qué nace este nombre y cuál es su archienemigo.

Sickness vs Fitness

teoría fitness crossfit

Muy probablemente nunca te hubieras planteado cuál es la contraposición del fitness, por lo que te lo vamos a explicar basándonos en la teoría del CrossFit.

Cada persona tiene un objetivo diferente cuando entrenar: unos quieren perder grasa, otros aumentar su masa muscular, otros mantenerse activos y, luego están los que buscan mejorar todas sus capacidades. Fitness no implica desarrollar una única habilidad o capacidad, sino encontrar una armonía con todas. No te preocupes, más adelante hablaremos de estas capacidades.

Un corredor tendrá una resistencia aeróbica buenísima, pero muy probablemente le fallen habilidades como la potencia o la fuerza. Con el Fitness buscamos trabajar y fortalecer todo nuestro cuerpo, sin aislar ni especializarnos en ser más flexibles o tener una fuerza atroz.

Basándonos en la imagen que te hemos puesto arriba, podríamos decir que existen 3 estilos: sickness, wellness y fitness. En Sickness podríamos incluir a las personas sedentarias, con problemas cardiovasculares y que no cuidan su alimentación; por lo que el Fitness es totalmente lo opuesto. En medio, podemos observar que tenemos un estado llamado Wellness o “estado del bienestar”, pero lo cierto es que si nos encontramos en ese punto, estaremos más cercanos a unos peores hábitos que a unos saludables.

¿Estamos diciendo que un atleta no es una persona Fitness?

Entendamos por Fitness un cuerpo funcional, capaz de exponerse a cualquier obstáculo como ya hacían nuestros antepasados primitivos. ¿Te imaginas que nuestros antepasados estuvieran fortísimos, pero se ahogasen corriendo delante de un animal? La selección natural habría hecho de las suyas.

Un deportista de élite que se especializa en potenciar algunas de sus capacidades, está en buena forma física en relación con el resto de la sociedad, pero no tiene por qué ser más funcional en su día a día. De hecho, te habrás fijado en el aspecto físico que tiene un fondista frente a un corredor de velocidad o frente a un lanzador de martillo. Todos enfocados al deporte que practican.

¿Qué habilidades y capacidades debe tener una persona Fitness?

No solo tendremos que trabajar nuestro físico, sino también mejorar cualidades que requieran una gran implicación por parte del sistema neurológico. Fitness es la unión perfecta entre la mente y el cuerpo.

  • Resistencia muscular. Capacidad que tienen los músculos para utilizar y almacenar energía mediante repetidas contracciones.
  • Resistencia cardiovascular y respiratoria. Capacidad que tiene el organismo de procesar la entrada de oxígeno y distribuirlo de forma continua.
  • Fuerza muscular. Capacidad de un músculo o grupo muscular para hacer fuerza.
  • Potencia muscular. Capacidad de un músculo o grupo muscular para aplicar la fuerza en un corto intervalo de tiempo.
  • Flexibilidad. Habilidad de lograr el máximo rango de movimiento de las articulaciones.
  • Velocidad. Capacidad de realizar un movimiento en un mínimo periodo de tiempo.
  • Coordinación. Capacidad que tenemos para combinar diferentes movimientos únicos en un movimiento más complejo.
  • Precisión. Habilidad de controlar el movimiento en una dirección o intensidad determinadas.
  • Agilidad. Capacidad para reducir el tiempo que transcurre entre un movimiento y otro distinto.
  • Equilibrio. Habilidad que controla el centro de gravedad de nuestro cuerpo, dependiendo de la base en la que estemos.