Posiblemente sea la primera vez que oyes hablar del Principio de Henneman, pero te interesará conocer cómo funciona para saber en qué orden reclutamos nuestras fibras musculares. El sistema nervioso central es responsable del reclutamiento ordenado de neuronas motoras, comenzando con las unidades motoras más pequeñas.

El principio de tamaño de Henneman indica que las unidades motoras se reclutan de menor a mayor según el tamaño de la carga. Para cargas más pequeñas que requieren menos fuerza, las fibras musculares de contracción lenta, baja fuerza y ​​resistencia a la fatiga se activan antes que el reclutamiento de las fibras musculares de contracción rápida, alta fuerza y ​​menos resistentes a la fatiga. Las unidades motoras más grandes generalmente están compuestas de fibras musculares más rápidas que generan fuerzas más altas.

El número de fibras musculares controladas por una unidad motora aumenta exponencialmente con el orden de reclutamiento. Aunque hay cientos de miles de fibras dentro de un músculo, el número de fibras controladas por cada unidad motora varía ampliamente, desde un puñado (de bajo umbral) hasta un par de miles (de alto umbral). Por lo tanto, la cantidad de fuerza que puede producir una unidad de motor de umbral bajo es mucho menor que la cantidad de fuerza ejercida por una unidad de motor de umbral alto.

¿Qué sucede cuando levantamos pesos ligeros hasta el fallo? ⁣⁣⁣

Como decíamos anteriormente, los pesos ligeros reclutarán fibra muscular de bajo umbral, por lo que ejercerán menos fuerza. Sin embargo, como estamos intentando llegar a la contracción del fallo muscular, las cosas son un poco diferentes. De hecho, para compensar la cantidad reducida de fuerza producida por cada fibra muscular (fatigada) ordenadas por unidades motoras de bajo umbral, el sistema nervioso central reclutará unidades motoras de alto umbral.

Una persona sin entrenar tiene un sistema nervioso ineficiente, por lo que sus unidades motoras no se sincronizan adecuadamente y sus unidades motoras más grandes ni siquiera llegan al umbral de activación. Conforme se repite el ejercicio, tu cuerpo realizará un aprendizaje y hará que el sistema nervioso sea más efectivo en esa tarea. Si quieres mejorar la fuerza máxima tienes que utilizar cargas adecuadas para que ocurra la especialización correspondiente.