Empezar a ir al gimnasio, es una idea que ronda la mente de muchos. Sin embargo, tomar la decisión, en ocasiones, lleva un tiempo. Cuando al fin se deciden, los primeros días pueden ser una auténtica lucha. Algunos consiguen superar la barrera de los primeros días en el gimnasio y otros no. No obstante, tal vez te puedan ayudar las siguientes reflexiones.

Cuando pensamos en la importancia de hacer ejercicio físico y mantenernos en forma, nos viene a la mente el gimnasio. Y es que, si no practicas ningún deporte o actividad en concreto, éste puede ser el mejor lugar. Allí tienes diferentes alternativas y puedes buscar, hasta encontrar la rutina que más se adapte a tus circunstancias.

Primeros días en el gimnasio

Sin embargo, de primeras puede llegar a asustar. Llegas allí y ves gente fuerte y enorme, levantando mucho peso con cara de esfuerzo y piensas “me he equivocado”. Sin embargo, debes tener claro que el gimnasio es un lugar para todos y no tienes que quedarte con la primera impresión. Tú eres una persona tan válida como cualquier otra, para empezar en el gimnasio y tomarte tu tiempo de adaptación, hasta lograr sentirte en tu salsa. A veces es difícil, pero nunca imposible. Es probable que tardes un tiempo en adaptarte pero, créenos, lo acabarás logrando. Y, a partir de ese momento, todo serán triunfos. El esfuerzo te llevará a convertirte en una mejor versión de ti mismo, que se traducirá en tu vida general.

Seguramente, el dolor de las agujetas te hará pasar alguna que otra noche con los ojos como platos, pero eso es señal del trabajo y, poco a poco, dejarán de molestarte tanto. Aprenderás sobre tu cuerpo y te conocerás más a ti mismo. Simplemente tienes que resistir y superar la barrera de los primeros días en el gimnasio, antes de tirar la toalla.

Pensamientos para superar tus primeros días en el gimnasio

  • “Estoy aquí porque he decidido llevar una vida más saludable
  • “Si supero los primeros días, empezaré a sentirme mejor en este entorno
  • “Dentro de poco empezaré a notar cambios progresivos en mi cuerpo, que me harán sentir mejor conmigo mismo/a y aumentará mi autoestima
  • “En el gimnasio descubriré cosas de mi mismo/a que todavía no conozco”
  • Ser novato tiene sus ventajas
  • “Soy más fuerte de lo que creo y lo conseguiré
  • “Las agujetas son una señal que evidencian trabajo duro
  • “Mi flexibilidad, coordinación, equilibrio, resistencia, fuerza y agilidad mejorarán, haciéndome sentir mejor en el día a día”
  • “Estableceré una rutina saludable que, junto a una alimentación equilibrada y el descanso oportuno, me llevarán a un mejor estado de salud y mayor calidad de vida”
  • “Si los demás pueden, yo puedo
  • “Lograré mis objetivo y alcanzaré la meta, aunque cueste”