En los gimnasios, sobre todo en la zona de musculación, escuchamos todo tipo de teorías de entrenamiento. No solamente nos darán consejos de técnica los más amateurs de la sala, sino que algunos también se animan con la «ciencia». ¿Cuántas veces has escuchado cuáles son los músculos que se trabajan en las sentadillas? ¿Ejercitamos solo el glúteo? ¿O también los cuádriceps y los isquiotibiales? Evidentemente, las sentadillas son un ejercicio compuesto que requiere la implicación de varios músculos, incluidos el recto abdominal. La mayor fuerza la hacen las piernas, pero tampoco es un ejercicio específico para aumentar tu volumen de femoral.

¿Cuál es la función de los isquiotibiales en las sentadillas?

Hay quienes piensan que las sentadillas profundas son específicas para desarrollar los isquiotibiales, pero no es del todo correcto. La función de este músculo es flexionar las rodillas y extender la cadera, por lo que los ejercicios como el curl de pierna o el peso muerto rumano son los ideales para la activación y el desarrollo de los isquiotibiales.
⁣⁣
Cuando nos colocamos en sentadilla, realmente no podemos hacer que el isquiotibial tenga una implicación muy significativa (tan solo hasta un 20% de activación) según lo que dicen algunos estudios. Esto se debe a que durante la fase concéntrica (fase de elevación de la sentadilla) estamos extendiendo la articulación de la cadera, que en realidad es una de las funciones de los isquiotibiales; no obstante, también estamos extendiendo la articulación de la rodilla, por lo tanto, estiramos el músculo. Como esto es algo que sucede simultáneamente, los isquiotibiales no se contraen demasiado. ⁣

Entonces, ¿no es real que sintamos cómo trabajan nuestros isquiotibiales?

En realidad, estás confundiendo los isquiotibiales (bíceps femoral) con el aductor magnus. Están ubicados en un lugar muy similar, y ambos están ejercitándose durante el movimiento de la sentadilla. Resultado de imagen de adductor magnus vs isquiotibial

Lógicamente, los isquiotibiales funcionan como unos grandes estabilizadores dinámicos. De hecho, cuando la rodilla está doblada a más de 90º, la tensión de los isquiotibiales ayuda a estabilizar la rodilla, ya que se contrarrestan las fuerzas dirigidas al cuadríceps (fuerza de dislocación) en la rodilla. ⁣

No obstante, cuando se trata de ganar volumen muscular en ese músculo, la sentadilla sola no se puede usar como una herramienta para desarrollar los isquiotibiales. Como te decíamos anteriormente, el curl de piernas y el peso muerto rumano son dos de los mejores ejercicios para conseguir este objetivo. Aun así, tus sentadillas también deben formar parte de la rutina de entrenamiento.