En el mundo del entrenamiento se oye hablar continuamente de los músculos del core para referirnos al abdomen. Pero, ¿estamos en lo cierto? ¿Qué es lo que forma parte de este pack tan conocido y por qué es tan importante dedicarle ciertos entrenamientos?

Estos son los músculos del core

musculos del core

Imagen: Pheasyque

Los músculos centrales, muy a menudo confundidos como «tableta de chocolate«, lo conforman muchos más que los simple seis bultitos que aparecen en el abdomen. Te sorprenderá saber que el core se forma por los músculos del suelo pélvico, el transverso del abdomen, multifidos, oblicuos internos y externos, el recto del abdomen, el erector de la columna (sacroespinal), así como el tórax largo y el diafragma. ⁣

Pero no termina ahí. Los músculos de la zona lumbar, los rotadores profundos, además de los músculos cervicales, el recto anterior y el lateral y hasta los músculos flexores del cuello profundo. Aunque te resulte llamativo, estos flexores pueden considerarse miembros del core porque recorren parte de la espalda. No obstante, tampoco podemos olvidarnos del dorsal ancho, el glúteo mayor, y trapecio.

No vas a fortalecer el core haciendo solo abdominales

Por favor, paremos la obsesión de realizar ejercicios de abdominales como única manera de fortalecer el core. Es como si quisiéramos fortalecer las piernas haciendo solamente sentadillas. No obtendremos un entrenamiento completo.

Apuesta por hacer diferentes tipos de plancha, abdominales sin crunches, ejercicios con una sola pierna, especiales para boxeadores o ejercicios multiarticulares que mantendrán el core activado en todo momento.

Tener un tronco fortalecido mejorará la postura, que además contribuye a una mejor apariencia física. Además, desarrollar fuerza muscular central puede aumentar la efectividad de los entrenamientos y reducir el riesgo de lesiones que marcan nuestros esfuerzos por mantenernos en forma.