Durante muchos años se ha estudiado el entrenamiento funcional, de equilibrio y estabilidad, y a día de hoy está considerado como un mejor método del entrenamiento físico y deportivo.

Todo movimiento humano depende de la contracción muscular o la producción de fuerza, que a su vez es 100% dependiente de recibir una señal del sistema nervioso. Es decir, si el cerebro no recibe ninguna señal, no habrá contracción muscular y, por lo tanto, no habrá movimiento. Así que al realizar un ejercicio en una superficie inestable, envía una señal mecánica de inestabilidad al Sistema Nervioso Central. El SNC procesará esta información y transferirá a los músculos la necesidad de contracción para controlar el desequilibrio, lo que requerirá el uso de más fibra muscular para mantener la estabilidad.

Con Waff esto se convierte en algo imprescindible. Aumenta la entrada sensorial al introducir inestabilidad permanente y, al hacerlo, el sistema nervioso almacenará un plano interno de la sensación recién aprendida que ayudará a moverse de manera más eficiente y segura. Como consecuencia, el cuerpo se volverá más inteligente gracias a la mejora de las habilidades motoras, la conciencia cinestésica (la sensación de movimiento o tensión en los músculos, tendones y articulaciones) y el equilibrio.

¿En qué consiste?

Waff es la nueva disciplina del deporte, la salud y el bienestar.

Se trata de una base inestable, hinchable, 100% ergonómica que combina estabilidad y equilibrio. Permite explorar, dominar y controlar todos los movimientos y gestos deportivos, generando un método de trabajo que combina óptimas sensaciones con la eficiencia extrema del movimiento.

Las bases inestables ofrecen infinitas posibilidades de uso. Son útiles para todos los entrenamientos funcionales y disciplinas deportivas, incluso para actividades de alto rendimiento. También para mantenerse en forma, moldear la figura y conseguir un buen estado físico, o para relajarse y descansar.

Trabajar con el Método Waff mejora la tonificación de todo el cuerpo, fortalece el Core, optimiza el equilibrio, los reflejos y el control del movimiento, la coordinación y la postura. También minimiza el estrés en las articulaciones, lo que significa trabajar en un entorno seguro, eliminando los puntos de presión que pueden generar desorden o dolor, evitando inoportunas lesiones.

A diferencia de otros productos, las bases inestables Waff presentan una mayor versatilidad:

  • Son 100% ergonómicas.
  • Proporcionan un mayor desafío, con una inestabilidad más uniforme y constante.
  • Son ligeras, muy prácticas y fáciles de llevar. Ocupan muy poco espacio, ya que se pueden inflar y desinflar, ofreciendo más flexibilidad. Ideales para viajes, puedes realizar entrenamientos funcionales donde quieras.
  • Permiten una gama más amplia de ejercicios.
  • Indicadas para todas las edades, formas del cuerpo y todos los niveles de condición física (incluidos los principiantes).

¿Qué beneficios aporta el Método Waff?

Fortalece el core

La plataforma inestable Waff es eficaz en todos los entrenamientos funcionales y disciplinas deportivas, ya sea un rendimiento de alto nivel o simplemente para mantenerse en forma y conseguir un buen estado físico. Ideal para fortalecer el Core, esculpir el cuerpo, tonificar los músculos, realizar estiramientos y lograr un bienestar y recuperación profunda.

Incrementa los progresos

Las bases son una nueva opción que proporcionan un desequilibrio más uniforme y sostenido, lo que resulta un reto constante para los usuarios, superior al que ofrecen otros productos actualmente disponibles.

Para recuperar fuerza en los músculos que ayudan a mantener el equilibrio, fortalecer el Core y prevenir lesiones futuras, es habitual trabajar de forma rutinaria en una base inestable. Poco a poco, proporciona una mejora el movimiento biomecánico.

Equilibrio emocional y recuperación neuromuscular

También es una herramienta privilegiada para el equilibrio físico, emocional y psíquico. Crea un ambiente profundamente relajante para la recuperación, el descanso y la relajación.

La sensación de flotación y relax es inmediata, el efecto de sujeción favorece la distensión muscular e invita a nuestro cuerpo al relax. Además, nos ayuda a mejorar la duración y calidad de nuestro sueño.

Beneficios en embarazo y postparto

El uso de la base inestable Waff® Max proporciona sensaciones muy positivas durante el embarazo, facilita la realización de ejercicios funcionales suaves en esta etapa, y está recomendado para el postparto y la re-educación del erineo, así como la recuperación del suelo pélvico.

Después del parto, la fatiga muscular, los dolores articulares y otras patologías se vuelven más comunes. Con el Método Waff ayuda a combatir el dolor en las articulaciones, especialmente el dolor lumbar y las contracturas musculares.

Favorece el desarrollo psicomotriz de los bebés

Las bases inestables contribuyen eficazmente al sentimiento de seguridad psico-corporal esencial para el desarrollo armonioso del niño desde su nacimiento hasta la infancia.

El despertar sensorial del bebé es esencial, y tiene como objetivo equilibrar la mente y el cuerpo, base de la autoestima. Si la experiencia corporal es positiva en el bebé, las percepciones que se ponen en la memoria también son positivas, y contribuyen a la formación de una personalidad más armoniosa.

Con Waff puedes permitir que el niño sienta el efecto de estos movimientos que resultan de un ligero balanceo, y le proporcionan experiencias corporales variadas: juegos, actividades motoras, relajación. Además, les ayuda a mejorar la calidad y duración de las horas de sueño.

Potencia la autonomía y el equilibrio en adultos mayores

Avanzar en la edad ya no es un problema, la pregunta es cómo mantener y preservar las habilidades físicas y motoras, y potenciar la autonomía funcional.
Las bases inestables Waff favorecen a que los mayores consigan este objetivo, en un entorno cómodo, confortable y seguro.