El ser humano busca siempre resolver sus problemas de la manera más sencilla y, sobre todo, realizando el mínimo esfuerzo posible. Estamos cansados de decir que las dietas milagro no funcionan para perder peso de manera saludable y mantenerlo a largo plazo, pero hay quienes confían en métodos de entrenamiento que aseguran evaporar las calorías con sesiones de 5 minutos. Este es el caso del Método Sakuma, en el que su creador alardea de poder perder peso en cinco minutos y sin realizar un gran esfuerzo. ¿Funciona? ¿Estamos perdiendo horas de entrenamiento en el gimnasio?

¿En qué consiste el Método Sakuma?

Kenichi Sakuma es un gurú del fitness en Japón, muy conocido gracias a su libro El método Sakuma. Con más de dos millones de ejemplares vendidos, sigue apostando por un tipo de entrenamiento muy breve, en el que puedes alcanzar tu objetivo cuanto antes y moldear tu cuerpo en solo dos semanas. ¿La clave? El entrenamiento del core. 

Es cierto que el core (abdomen, espalda y músculos estabilizadores) es importante para gozar de una buena salud física y, sobre todo, de una buena postura corporal. La mayoría de nosotros adoptamos malas posturas en nuestro día a día, que nos hacen perder fortaleza en los músculos y aumentar el riesgo de lesiones. Según dice Sakuma en su libro, su método consiste en corregir los hábitos posturales del cuerpo que impiden que se pierda la grasa. Es decir, diferentes correcciones posturales en tan solo cinco ejercicios, de un minuto cada uno. Durante las dos primeras semanas, él recomienda hacer todos los días estos ejercicios y a partir de la tercera semana, intercalarlos con días de descanso (realizándolos solo durante 3 días a la semana).

No obstante, por mucho que insista en que este método es perfecto para mejorar el físico y el metabolismo basal, te aseguramos que no puede ser el equivalente a una práctica de ejercicio, como puede ser el running o el CrossFit. Ni hará que pierdas peso, ni moldeará tu figura.

4 posturas de yoga para aliviar el dolor de cabeza

Estos son los ejercicios que lo componen

metodo sakuma ejercicios

La mayoría de ellos te resultarán familiares si sueles asistir a clases de yoga o pilates. El primero consiste en tumbarse boca abajo, con las manos entrelazadas en la nuca, la barbilla hacia abajo y el pecho ligeramente suspendido. Desde esa posición, se realizan dos movimientos: apretar las piernas la una contra la otra y mantener la postura durante 10 segundos; y cruzar las piernas a la altura de los tobillos y realizar una pequeña flexión que eleve las piernas y el torso como si un hilo tirase desde el techo. Recomienda hacer el ejercicio durante tres veces y no descansar entre repeticiones.

El segundo ejercicio también lo haremos tumbados. Buscaremos trabajar el glúteo, flexionando las rodillas a 90º y cruzando los tobillos. Las piernas deben estar abiertas y, desde esa postura, apretar el glúteo y elevar las piernas sin reducir el grado de flexión.

Si te fijas en la imagen anterior, también cuenta con una versión para hacerla en el trabajo y que, según su creador, te quedará una cinturita de avispa. Aunque quiera hacer creer que todos estos movimientos pueden evitar el efecto rebote de las dietas o reducir las calorías después de una comida copiosa: no es cierto.

En el libro se mencionan cambios en la alimentación, como ingerir proteínas en abundancia durante todo el día para mantenernos saciados, y desayunar antes de que pase media hora desde que nos pusimos en pie. Lo llamativo de este pensamiento es que lo subraya con una afirmación alocada, que dice que «saltarse el desayuno es una de las rutinas que siguen, por ejemplo, los luchadores de sumo para ganar peso«.

Si creías firmemente en este método, o tienes alguien que te lo ha recomendado, sentimos desilusionarte. No existen milagros que te hagan tener una figura 10, o te hagan sentir más sano. Para perder grasa, acude a un nutricionista y cuenta con el trabajo de un entrenador personal. Ser saludable es un estilo de vida, no un proceso temporal.