Entrenar concentrados en el fallo muscular repetido ha sido durante mucho tiempo una forma popular de hacer ejercicio en el gimnasio. ¿Pero es lo más correcto? Un estudio publicado en el Journal of Strength and Conditioning Research arrojó un poco de más luz sobre la utilidad de la fatiga muscular.

El concepto básico detrás del agotamiento muscular es que una mayor fatiga recluta más unidades motoras. Una unidad motora está compuesta por nervios y fibras musculares que crean el movimiento de tu cuerpo, así que hazte a la idea de cuántas unidades tienen los grandes músculos. Sin embargo, cuando ejercitas un músculo, no todas sus unidades motoras están funcionando a la vez. Para lograr un gran cambio de fuerza, es necesario reclutar más unidades motoras; ¿pero fatigando a los músculos es la mejor forma de hacerlo?

More Fatigue Does Not Make More Muscle - Fitness, strength and conditioning, fatigue

No existe vinculación entre el agotamiento y el aumento de músculo

En este estudio, los investigadores tomaron medidas, mediante la electromiografía, en el músculo más externo del cuádriceps, cuando se realizaba una sentadilla búlgara. Los participantes hicieron ocho series de sentadillas búlgaras con el 75% de su fuerza máxima, y en cada serie se ejecutó hasta el agotamiento muscular (es decir, hasta que ya no eres capaz de realizar una más).
Se realizó una prueba de fuerza máxima antes de las series, y luego otra vez entre cada una de ellas.

Sorprendentemente, no se encontró una asociación entre el reclutamiento de unidades motoras y la fatiga, por lo que no hubo ningún vínculo entre la fatiga y la fuerza máxima o la construcción muscular. De hecho, tampoco se encontró ningún cambio en el reclutamiento muscular desde el inicio hasta el final.
Por no haber, no había ni cambios en el reclutamiento a medida que avanzaban las series, a pesar de que la producción de fuerza iba disminuyendo. Aunque sí se observó un único cambio en el reclutamiento al final de la octava serie, pero solo en aquellos con un nivel de entrenamiento más alto. En definitiva, los investigadores notaron que estos cambios no parecían ser el resultado de un aumento en la fatiga.

Uno de los principales puntos para llevar a cabo este estudio era la prescripción de ejercicio basado en porcentajes de repetición máxima. El uso de porcentajes podría ser el método más habitual que usan los entrenadores para dividir las rutinas, pero con una variación tan grande en la capacidad al 75% de la carga de RM utilizada en este estudio, puede que no sea muy ventajoso.

Así que si estás buscando una mayor fuerza o tamaño de los músculos, este estudio sugiere que la fatiga no es un factor muy importante.